IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 20 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Opacidad, puerta a la corrupción

20 de enero, 2016

admin/La Voz de Michoacán

La tendencia hacia la opacidad continúa en el estado, esta semana conocimos que los síntomas más graves los presentan las administraciones municipales, ya que sólo cinco Ayuntamientos de 113 presentan niveles aceptables en su cuanto a la publicación de información a través de sus portales de internet, ello de acuerdo con el estudio realizado por el Instituto de Transparencia y Acceso a la Información Pública del estado de Michoacán (Itaimich).

 

Y es que parece que las preocupaciones principales de los ediles, según aseguró el titular de Cedemun, en el último trimestre del 2015 estuvieron centradas en el pago de la nómina y el proceso de entrega-recepción (argumento que sin duda suena más a justificación que a explicación).

 

Sin embargo, vale la pena este llamado de atención por parte del organismo autónomo ya que la ausencia en transparencia del gasto está relacionado fuertemente con la presencia de corrupción en las entidades públicas.

 

Actualmente, México se ubica en la última posición (34/34) entre los países que integran la OCDE en materia de percepción sobre la corrupción, de acuerdo con el informe publicado por Transparencia Internacional en el 2014.

 

Comparativamente, la percepción que tenemos los mexicanos de la corrupción se iguala a lo que piensan los habitantes de países como Bolivia, Moldavia y Níger, es decir, sentimos que nuestro país tiene una alta tendencia hacia este fenómeno que por supuesto tiene consecuencias que hemos discutido en otras ocasiones en este espacio.

 

Para muestra sólo un botón, o varios, recientemente las presidencias municipales de Michoacán requirieron un financiamiento de al menos 500 millones de pesos por parte del Gobierno del Estado para poder “respirar” con los proveedores, entre ellos los dedicados al ramo de la construcción.

 

Prácticamente, una inversión a fondo perdido para que los recién desempacados titulares de los municipios pudieran hacer frente a los compromisos; sin embargo, de continuar esta tendencia sabemos que el problema nunca terminará.

 

En este sentido, no estamos afirmando que los recursos fueron robados por funcionarios públicos anteriores, pero sí señalando que finalmente la ausencia de transparencia en el gasto público y rendición de cuentas permite la presencia de prácticas que comprometen la operatividad de las administraciones; por ejemplo, que gastemos más en nómina que en obras o servicios.

 

Otro ejemplo, muy sencillo de esta situación, es la información relacionada a los salarios y prestaciones de los servidores, ya que en diversas ocasiones sujetos particulares (ciudadanos u organizaciones civiles) han tenido que realizar una consulta de acceso a la información, encontrando que los alcaldes perciben un salario incluso mayor el titular del Ejecutivo Estatal, cuando por ley esta información debería ser pública en los portales de los Ayuntamientos.

 

Esperaríamos que el “jalón de orejas” del Itaimich haga mella en el corazoncito de nuestros presidentes municipales para que en la brevedad se pongan al corriente con sus datos, recuerden que México este año es co-presidente de la Alianza por el Gobierno Abierto que tiene por eje prioritario un presupuesto abierto y datos abiertos para el desarrollo.

 

Apunte: Deberán “ajustarse el cinturón” o mas bien al presupuesto las Secretarías Estatales, ya les advirtieron a los delegados administrativos de las dependencias que no deberán gastar ni un pesos adicional al autorizado para este 2016, y les anticiparon que ahora sí auditarán y evaluarán como se lo gastaron.

 

@panopticomx

[email protected]

 

Comparte la nota

Publica un comentario