IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 29 de junio de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.6

18.4

Llamado por México

29 de marzo, 2017

Redacción web/La Voz de Michoacán

Raúl Castellano/La Voz de Michoacán

 Es innegable el hecho de que hoy, como nunca antes, vivimos en un país destrozado por una corrupción generalizada, a la que se agrega una violencia deshumanizada, a lo largo de todo el territorio nacional, que ha podido demostrar el rostro del horror que estamos viviendo, en cada una de las fosas clandestinas, diseminadas por todo el país, agravado por el hecho de que ahora son las propias autoridades en sus fosas donde sepultan a víctimas de la delincuencia, también arrojan cuerpos de personas desaparecidas, respecto de las cuales no se sigue ningún protocolo y ahí permanecen sin que nadie sepa que se encuentran ahí y por tanto no puedan ser identificadas por sus familiares.

La ausencia de democracia que vuelve extraños a los ciudadanos que no participan, ni pueden hacerlo, en las decisiones políticas y trascendentes en la vida nacional. Y no pueden hacerlo porque nadie los representa. Vivimos en una partidocracia en la que pequeños grupos de individuos se adueñan de su respectivo partido, que se convierte en lucrativos negocios a los que se les entregan grandes cantidades de dinero de los que pueden disponer a su antojo.

Padecemos un gobierno constituido por una cleptocracia voraz que sólo atiende sus intereses personales y no toma en cuenta al pueblo que padece; a un pueblo con 70 millones de pobres, y políticos y funcionarios con miles de millones mal habidos.

Ya basta de tanta corrupción y tanta impunidad, ya es tiempo que rechacemos a este gobierno espurio; ya es tiempo que tengamos una auténtica democracia, que se reduzca la desigualdad, que se puedan dar oportunidades para todos y se abra un futuro de prosperidad y paz.

Por México Hoy, dice Cuauhtémoc Cárdenas, deberá ser …”una gran ola social, incontenible, que imponga legal y pacíficamente los cambios que la nación y el pueblo en mayoría reclaman […] Debemos convertirnos todos en convocantes para discutir problemas que de cualquier manera nos afectan y plantear las vías para solucionarlos”.

Y en ocasión de la recepción del Doctorado Honoris Causa que le otorgó la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, pulió aun más, su propuesta:

La lucha hoy no es, como en muchos momentos del pasado, con las armas. Sí con la letra, la palabra y la imagen; mediante las ideas, la propuesta y el debate, la organización y la movilización social y política; y con esos instrumentos es como hoy corresponde organizarse y conducirse en la lucha.

Apenas el sábado pasado se llevó a cabo, como estaba programado,  la reunión nacional que dio seguimiento a la celebrada el 4 de febrero pasado, convocada por la organización Por México Hoy, que encabeza Cuauhtémoc Cárdenas, la que tuvo por objeto, tener la más amplia representación de las deferentes regiones del país, para discutir la manera en la que debemos articularnos, la forma en que se seguirá la discusión sobre el proyecto de país que queremos y la forma de seguir impulsando la composición de una mayoría social, que es indispensable para que se produzca el cambio que queremos.

En esta reunión se habló de la forma de construir una mayoría social que solo se puede construir alrededor de un proyecto de país. Como estaba programado se formaron 5 mesas de trabajo, mismas en las que se discutió, además de los temas particulares, en contenido, formas de organización y estrategias para conformar una mayoría social en torno al proyecto de país que deseamos.

La Mesa 1 fue de particular interés, ya que se abordó lo relativo al Régimen político, democrático, honesto y eficiente, bajo la idea de que el conjunto de los poderes públicos y las formas de representación política deben estar al servicio de la sociedad, para lo cual tienen que rediseñarse integralmente para que dejen de ser espacios de lucro y beneficio particular. Deben revisarse los recursos puestos a su disposición, los asignados a procesos electorales, financiamiento de partidos y funcionamiento de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial. El Estado democrático debe de ser garante del desarrollo de la nación con justicia, libertad y soberanía. Debe tener un papel protagónico en la regulación de las relaciones sociales y productivas, que no pueden quedar en manos del mercado.

 

La Mesa 2, trató el crecimiento con inclusión y distribución de la riqueza, en tanto que la Mesa 3 se ocupó de la equidad social y derechos para todos. La Mesa 4 se encargó de discutir el derecho al territorio y el respeto a la naturaleza, y finalmente, la Mesa 5 abordó la soberanía e inserción global.

Cárdenas explica: “Existe consenso de que un cambio en el modelo de desarrollo del país es indispensable , que no se puede seguir en el tobogán que ha significado el neoliberalismo para el deterioro social, económico, institucional y político, y lo que existe también respecto a que es posible llevarlo a cabo. Una condición objetiva para ello es constituir mayoría”.

 

“¿Mayoría para qué, mayoría sobre qué? Mayoría en este caso, quiere decir tener más fuerza, tener mayor capacidad de acción para imponernos, por las vías de la democracia, a los intereses y las fuerzas que se oponen al cambio, que son fuerzas de la corrupción, la impunidad y la delincuencia; las que se benefician del incremento de  la desigualdad social y de la pobreza; las que lucran con la dependencia económica y la asimetría de nuestros intercambios internacionales; las que se someten políticamente y establecen complicidades con voluntades a; las que violentan las normas de la democracia; aquellas que van en contra o se manifiestan pasivas frente a la equidad de género y los derechos de decisión; quienes tratan de imponer el pensamiento único. No son fuerzas débiles las que tienen al pueblo y al país en las condiciones de postración existentes, y esas son las fuerzas que deben ser superadas”.

 

Unámonos a esta exhortación que nos hace Por México Hoy; incorporémonos a este llamado nacional para formar una mayoría social y política que tenga capacidad para imponerse, por la vía pacífica, a esas fuerzas perniciosa que nos tienen sometidos.

Comparte la nota

Publica un comentario