IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 27 de abril de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.80

19.24

Tambores de guerra

12 de abril, 2017

Redacción web/La Voz de Michoacán

Raúl Castellano

Nunca, se había sentido un ambiente enrarecido en las relaciones internacionales, y los países antes estaban perfectamente alineados y cada uno ocupando su lugar exacto. Mientras el poder bélico se centró de manera bipolar, con la Unión Soviética y luego Rusia, por un lado, y por el otro los Estados Unidos, la balanza se mantuvo en el fiel.

Hoy día, las cosas han cambiado diametralmente, pues han surgido otros países que son potencias, como el caso de China, a la que se le han agregado.

Corea del Norte, Irán, India y otros que tienen armamento nuclear. En esta situación se han agregado dos personajes: Kim Jong-un, dirigente de Corea del Norte, quien ya ha dado muestras de ser un individuo rijoso y ha amenazado a los Estados Unidos con disparar cohetes nucleares al propio territorio norteamericano y, por el otro, a Trump, otro rijoso de carácter irascible, que lleva a cabo acciones cuyas consecuencias pueden ser terribles, y después piensa lo que hizo.

Corea ha estado realizando pruebas nucleares, a pesar de las advertencias de que no lo hiciera, lo que junto a sus amenazas han hecho que los Estados Unidos manden barcos de guerra, con capacidad nuclear, a las costas coreanas.

En tanto que estos problemas amenazan al oriente, el bombardeo de Trump a Siria, bajo el argumento, no comprobado, de que Bashar al-Assad había lanzado gases venenosos a sus oponentes, encontró la pronta respuesta de Vladimir Putin, que como sabemos, ha respaldado a al-Assad desde el inicio de la guerra. Putin le ha advertido a Trump, que si ocurriera otro ataque a Siria, tendría consecuencias inmediatas para Estados Unidos. Mientras tanto, Putin utilizó su poder de veto en el Consejo de Seguridad de la ONU para impedir una respuesta severa del organismo. El Medio Oriente está en serios problemas.

Es de llamar la atención, el hecho de que Trump, para tomar la decisión de agredir a Siria, ni siquiera pidió la aprobación del Congreso y ahora amaga con una intervención unilateral en Siria, si el Consejo de Seguridad no respondía a lo que llamó “una atrocidad”.Ahora Trump tiene dos frentes abiertos, al haber cambiado su posición original en la que contemplaba la paz con al-Assad.

Cuánta razón tenía el Presidente Obama al advertir que Trump no estaba capacitado para ser Presidente.¿Como podría estarlo una persona narcisista como Trump?. Los psiquiatras que han analizado al personaje, han hecho una valoración que asustaría a cualquiera y, a nosotros, nos debiera tener altamente preocupados que una persona así, tenga acceso a los botones nucleares, como los debe tener Kim Jong-un, el dirigente norcoreano.

El régimen norcoreano ha señalado que está preparado para responder al “insensato” despliegue militar de EEUU, y listo “para reaccionar a cualquier forma de guerra deseada por Estados Unidos”. Y desde luego no descarta su capacidad nuclear, llegando inclusive al territorio continental de su opositor.

Estados Unidos ha pedido a China que convenza a Corea del Norte para que detenga sus ensayos de armas nucleares y a la vez, China pide calma a los EEUU. Este lunes, China llamó a los dos países a la prudencia, pero los exhortos no parecen haber tenido éxito con ninguno de los contendientes. Norcorea ha dicho: “Llevaremos a cabo el contraataque más duro contra los provocadores para defendernos mediante la poderosa fuerza de las armas y para mantenernos en el camino elegido por nosotros mismos”.

A partir de este martes dan comienzo las celebraciones en torno al quinto aniversario de la transición al poder de Kim Jong-un, tras la muerte de su padre Kim Jong-il. Asimismo, celebra el 105 aniversario del nacimiento de su fundador, Kim il-sung, y el 85 aniversario de la fundación del Ejército Popular de Corea.

La comunidad internacional teme que, como parte de esas celebraciones, se incluya un ensayo nuclear de importancia. Corea del Norte ha estado buscando desarrollar un misil de largo alcance, con una cabeza nuclear, capaz de alcanzar el territorio continental de los Estados Unidos. Los servicios de inteligencia estadounidenses afirman que Corea del Norte estaría en condiciones de alcanzar este objetivo en menos de dos años.

Entre tanto, los EEUU han enviado un porta-aviones, un super-transportador de aviones USS Carl Vinson, dos destructores con misiles guiados y un crucero con misiles guiados, como una demostración de fuerza ante la creciente amenaza de Pyongyan.

Por otro lado, el hecho de que Seul y los EEUU estén realizando ensayos militares conjuntos, es visto por Corea del Norte como una preparación de guerra. Un ataque de corto alcance de los Estados Unidos contra Corea de Norte, podría tener buenos resultados, pero también pondría en riesgo la vida de civiles de Corea del Sur y, desde luego, podría desatar un conflicto mucho mayor, cuyos resultado son difíciles de prever.

En fin, nuestro pensamiento nos lleva a a considerar como algo irracional, que la suerte, no solo de los países en conflicto, sino del mundo entero, pueda pender de un hilo tan frágil como la mente de dos individuos tan inestables como Trump y Kim. El orden mundial está en uno de sus peores momentos.

No podemos apelar a que impere la razón, porque en este tipo de conflictos la razón no tiene espacio, ni la buena voluntad o la pérdida de vidas. En estos casos, lo que impera es la fuerza y nada más.

Las historias se repiten, sin embargo, el hombre no es capaz de recapacitar; no es capaz de tomar salidas que no causen daños, que no afecten a otros. Es la conducta de los imperios modernos. Dominar, someter, sacar provecho de los más débiles. Ahora no es necesario enviar tropas a invadir a otros; si se trata de doblegar, ahora se recurre a la muy avanzada tecnología que les permite hacer la guerra a distancia disparando cohetes o misiles a gran distancia con precisión milimétrica, o bien, llevar a cabo acciones terroristas, utilizando drones para matar a ciertos individuos que les representan un peligro, o son líderes de un grupo contrario, como ya lo han hecho los Estados Unidos.

La humanidad no tiene esperanza. El hombre es el lobo del hombre, como dijera Thomas Hobbes.

Comparte la nota

Publica un comentario