IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 29 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

El coro de la parroquia de San Pedro

11 de agosto, 2015

admin/La Voz de Michoacán

He tenido la suerte de comunicarme con esta comunidad tan activa de San Pedro, gracias a la amistad que me liga con su párroco, Mons. Rafael Chávez Ponce de León.

Manifiesta su esencia de fe en todas sus actividades. Hay unión, gozo, entusiasmo, generosidad y todo mundo está dispuesto a servir con alegría cuando se le pide algo en bien de todos.

Se conocen, se ayudan, se saludan y manifiestan siempre una actitud de respeto, de cercanía, de cariño con su párroco, quien también ama y conoce a sus ovejas que lo buscan en las diversas necesidades de su vida.

En las reuniones hay confianza, diálogo, diversas opiniones. Algunos como el gran Ramiro Rodríguez que a pesar de hacer Doctorado en Teología, sabe escuchar atentamente a los demás y hay otras personas como el Ing. Rodolfo Verduzco notable alpinista que a pesar de que ha tocado casi el cielo con las manos, ahora se está ensayando a subir al cielo llevando la comunión a los enfermos principalmente a los más graves.

Y qué decir de WalyNasmasher que se desvive por servir con alegría en todo lo que puede. Es una persona muy generosa en el servicio y ejemplar en su testimonio por su devoción a la Eucaristía. No deja su misa diaria. Un día dio un mal paso y se cayó y le dije: “Waly compartimos la misma suerte. Hay que ir a Tzintzunzan a darle gracias al Señor de las tres caídas porque nos libró de algo más grave”.

Ella fue una de las grandes notables colaboradoras con el párroco Gustavo Medina para la construcción del templo y Mons. Tito está empeñado a dejarlo más limpio y cómodo, porque dice que la comodidad nos ayuda a realizar mejor nuestra oración y que sean lo más cómodo posible las bancas. No deja de hacer cosas nuevas para que el templo se presente lo más dignamente posible.

Y así podría ir enumerando a muchas personas que son por el estilo de Waly que ha hecho escuela por su testimonio en la comunidad.

Pero ahora quiero referirme de una manera muy especial al coro que se inició hace 5 años con gran entusiasmo.

Una tarde estaban reunidos ensayando para preparar los cantos de la Eucaristía, los salude y Mons. Tito se adelanta y me dice: “Padre Sam, usted va a ser el padrino del coro”. Los salude a todos con mucho afecto y he visto con que dedicación, con que sacrificio, con que entusiasmo preparan los cantos más adaptados a cada celebración Eucarística. Yo no sé si será el mejor coro de las parroquias. Lo que si se decir que a mí me agrada mucho oírlos para aumentar mi fe y devoción en la celebración eucarística de los jueves por la tarde. Tratan de buscar siempre la armonía bajo la batuta de su paciente y diligente director quien dice se encomienda siempre al Espíritu Santo para que lo ilumine y salga lo más perfecto posible las alabanzas al Señor.

Cuando se canta con fe, con el corazón; Dios nos perdona las semicorcheas pues nadie podrá superar la perfecta armonía del creador.

Quiero decirle al coro que en lo personal a mí me ha ayudado a celebrar con más fe, delicadeza y cariño la Eucaristía.

El coro se siente siempre realizado. No le importa si lo valoran o no. A todos los componentes lo que les interesa es de verdad alabar a Dios con esos cantos litúrgicos más apropiados, más conocidos para que también pueda compartir la comunidad con ellos. Quisiera pedirles que un día cantaran una misa gregoriana, pues el canto gregoriano es como la quinta esencia de la solemnidad litúrgica.

Es cierto que a veces encontramos cantores aislados como Santiago Rosas, como Charly, como otras jóvenes cantoras que lo hacen muy bien acompañadas con sus propias guitarras cantos muy apropiados y muy bien interpretados. Lo importante es hacer saborear mejor la Eucaristía. Los veo con respeto, con agradecimiento, porque además de sentirse apoyados económicamente, aman la Eucaristía.

Lo curioso y notable es que todos los componentes del coro de la parroquia de San Pedro cantan sin recibir alguna retribución económica. Es natural que si son invitados a otro templo les ayuden con los gastos del viaje porque como hay algunos que cantan como ángeles, les faltan alas para trasladarse de un lugar a otro. No se imaginan los componentes del coro de San Pedro como esa sombra milagrosa de San Pedro cobijará sus familias y les regalará gracias abundantes en recompensa a su actuación artística y litúrgica en cada Eucaristía. No sólo se sienten jilgueros, ni cenzontles, pero el que es perico donde quiera es verde y el que es gallo donde quiera canta.

La voz es uno de los dones más preciados que Dios ha regalado a una persona. Cantan lo que llevan en el corazón: “gracias por la vida, gracias por tu amor, gracias por la estrella que me vio nacer”. El que canta bonito no es tan solo el que canta muy entonado sino el que canta especialmente para expresar a voz en cuello lo que lleva en el alma.

Seguramente el coro de San Pedro seguirá adelante, al menos mientras este el párroco Mons. Rafael Chávez Ponce de León, porque a pesar de la edad ellos quieren prepararse para cantar una misa especial con ocasión de los 50 años de sacerdocio del Padre Chávez Ponce de León que cumplirá dentro de 2 años. Han conseguido refuerzos angélicos para quienes no pueden dar el “Do mayor” o el “Do de pecho”.

Todos se sienten apoyados unos con otros esto no ha sido trabajo de un día, son disciplinados no faltan los ensayos a pesar de sus ocupaciones. Les dice Mons. Tito: “ciertamente ustedes no llegarán a la celebridad de un Pavarotti o de un Placido Domingo o de la Calas o al menos como Lola Beltrán”. Todos sueltan con él la carcajada.

Adelante siempre adelante como en todo. El coro de San Pedro te invita a que lo escuches en su templo, especialmente los domingos en la misa de la 1:00pm.

Están preparándose enserio para las bodas de oro sacerdotales del Padre Tito. Sin duda que cantaran bien en Lagunillas donde nació el Padre Tito, tierra de toros bravos donde canta al amanecer, el coro de los gallos de Santa Martha nombre de prestigiosa ganadería de toros bravos.

Otro de los grandes éxitos de los miembros de la parroquia de San Pedro son las famosas representaciones teatrales que han presentado: “Verdad y Pasión” de Vasco de Quiroga y la vida del niño mexicano martirizado José Sánchez del Río en su querida tierra de Sahuayo Michoacán.

Todo esto se ha realizado gracias a la inteligente y acertada dirección de la directora, Adriana Flores quien, para lograr la mejor actuación trabajó con mucha paciencia muchas semanas pues todos son actores de la parroquia, no han tenido preparación anterior para las representaciones teatrales. Es un gran mérito.

A la obra Verdad y Pasión de Vasco de Quiroga representada el Teatro Morelos de Morelia, asistieron el Cardenal Alberto Suarez, Arzobispo comprensivo y amable y sus Obispos Auxiliares, el gran Carlos Suarez que acaba de cumplir años de sacerdocio y dice muy acertadamente: “no tiene gracia celebrar la mera duración del tiempo o la cantidad de años de un aniversario o un jubileo, lo que importa es alabar al Señor, porque es bueno y porque su misericordia es eterna y además ha tenido la dicha de ser un gran Obispo”. Asistieron además los Obispos Auxiliares Juan Espinoza y nuestro incomparable Octavio Villegas, que se siente contento de ser parte de la comunidad de la parroquia de San Pedro.

También compartieron la representación algunas autoridades civiles, quienes quedaron complacidos, se llenó el Teatro con capacidad de 1300 personas. En general todos salieron muy contentos y como siempre habrá críticos que pueden perfeccionar la obra.

Quisiera yo enumerara a muchas personas de la parroquia de San Pedro pero quiero de una manera manifestar mi agradecimiento a Sergio Campos quien me asiste con mucho afecto y devoción en la celebración Eucarística, un cordial saludo a su esposa Marina.

Por algo el Licenciado Coca y su esposa Lupita miembros del “Opus Dei” han escogido el templo de San Pedro para celebrar ahí los aniversarios del fundador de la obra, San Josemaría Escrivá De Balaguer.

Pronto le diremos al Teólogo Ramiro Rodríguez que nos escriba algo sobre todas las actividades tan importantes que se realizan con mucho compromiso espiritual y humano dentro de la parroquia. El Padre Juan Méndez cuando saluda a Ramiro le dice: “Ramiro a quien yo admiro”.

Comparte la nota

Publica un comentario