IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 20 de julio de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

16.35

17.85

Rector magnífico de la Universidad Michoacana

26 de abril, 2016

admin/La Voz de Michoacán

Su nombre es Medardo Serna González, magnífico no tan sólo por su notable preparación científica y académica y por la supuesta cultura que encierra toda su preparación del disciplinado estudiante universitario. Es reconocido en toda la nación como un auténtico maestro en Ciencias de la Educación, director de la Facultad de Ingeniería Química en la UMSNH. Un alumno que ha dado lustre a esta tierra, a la cultura, a sus tradiciones y ha demostrado su excelencia profesional como Doctor en Ciencias y en ingeniería Química.

Pero además es un hombre con gran calidad humana, enraizado profundamente en los valores humanos y en las profundas convicciones de la fe en Dios, la fe en sí mismo y la fe en los demás.

En septiembre de 1988, el Instituto Mexicano de Ingenieros Químicos le otorgó el Premio IMIQ “A la excelencia en el Aprendizaje de la Ingeniería Química”, por haber obtenido el Primer Lugar de la Generación 1983-1988 de Ingenieros Químicos de la UMSNH.

En enero de 2015 rindió protesta como rector de la UMSNH y señaló muy claramente las metas de una renovación profunda diciendo: “nuestra alma mater es una institución que tiene fuertes retos que habrá que afrontar con valentía, decisión y por el camino del dialogo inteligente y constructivo”. Tiene problemas serios en cuanto a los recursos económicos que piden una estricta reivindicación de cuentas permanentes y ofrecer a la sociedad y a la comunidad universitaria de una manera transparente la situación clara de su estado actual con miras a renovar eficazmente una información clara para lograr una realización plena a todas las iniciativas de progreso de un centro de estudios tan importante para la cultura y respetar y conocer para bien de todos, especialmente para los estudiantes su situación en los diferentes aspectos para lograr un lugar prominente a la Universidad.

Uno de los desafíos para el Dr. Medardo es preparar e idealizar un festejo digno de la fundación de esta gran Universidad.

En ella se han formado notables personajes que nos invitan a seguir adelante y las ideologías de Hidalgo, de Morelos, de Ocampo y Vasco de Quiroga. Es una manera de manifestar todos los alumnos y exalumnos su agradecimiento a una Institución abierta a todas las opiniones en torno a la persona y a todos los Derechos Humanos.

A Don Melchor Ocampo le tocó vivir tiempos en extremo difíciles en los que imperaba la debilidad del Estado y la violencia de las armas supo estar a la altura de las circunstancias procediendo con talento y determinación. Ocampo se vio decir que más acá de la prudencia estaba la cobardía y más allá la temeridad. Él supo ser prudente.

Los males de México, decía, son entre los principales el fastidio con el que muchísimos ven la cosa pública, el egoísmo con el que otros lo explotaban  y la debilidad con que se tolera el vicio… la falta de instrucción… la propiedad sacada de sus bases naturales y enfeudadas al clero, pasión que desarrollo quizá desde sus tiempos de estudiante en el Seminario Tridentino y que se afianzó tras la amistad que concluyó con Miguel Bustamante, el organizador del Jardín Botánico de México. Sus investigaciones e intereses, sin embargo abarcaron varias disciplinas además de la botánica: la zoología, la geología, la astronomía, la física e incluso los sistemas de pesos y medidas.

De una manera muy clara preciso los grandes valores de Vasco de Quiroga, como hombre, como Abogado y como Obispo como cuyo proceso de canonización ésta ya muy avanzado y esperamos algún día verlo en los altares.

Vivimos otra época. Hay una apertura a la comprensión y a la mutua cooperación de todos, muy especialmente de los maestros y alumnos de la Universidad para dar ejemplo, por la disciplina, la dedicación al estudio, la responsabilidad para lograr las columnas de un mundo mejor.

Quiero decir algo que he pensado muchas veces, que el corazón no solo es el órgano del amor sino que puede ser también el órgano del conocimiento. Cuando se ama el progreso personal e institucional, se ponen todos los medios para lograrlo. Porque la cultura es un claro signo de la educación de los habitantes y manifiestan en su manera de actuar el respeto a la persona y se colabora eficazmente para ser de la ciudad donde se vive, una ciudad encantadora porque hay autentica cultura.

Nuestras felicitaciones a este Centro tan importante de cultura, a todos los que se han formado en ella y han destacado en alguna forma. A veces podemos preguntarnos, ¿cuántos genios no se habrán mal obrado por no haber sido suficientemente amados? Y eso debería de angustiarnos. Nuestra falta de amor no solo puede hacer infelices a quienes nos rodean, puede también volverlos infecundos o perturbar su felicidad.

Conozco a notables profesionistas que se han formado en la Universidad Michoacana con gran calidad humana y son felices realizando aquello para lo cual han nacido.

De una manera muy especial nuestro respeto, nuestra admiración y nuestro afecto para nuestro actual Rector, DR. Medardo Serna González. Seguramente llevara a metas muy altas el prestigio de esta notable institución. Así lo esperamos y deseamos todos los que amamos la cultura y el estudio para bien de la comunidad que nos ha tocado vivir.

Comparte la nota

Publica un comentario