IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 26 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Se agota el tiempo

13 de mayo, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Todo parece indicar que todos quieren y claman que se castigue a los responsables del endeudamiento y la debacle financiera estatal, sin embargo, siguen transcurriendo los meses y por ningún lado se ven los expedientes de las personas que permitieron este desorden en las finanzas estatales. En este momento, este tema se ha convertido en el favorito para hacer campaña, y ojalá que esta “fiebre” no se baje después del 7 de junio, pues no podemos olvidar que en esta problemática están involucrados prácticamente todos los partidos políticos.

Este lunes los candidatos al Gobierno del Estado coincidieron ante especialistas del Centro Michoacano de Evaluación (Cemide) que deberán caer las personas que llevaron a las finanzas estatales a una virtual “quiebra técnica”, y cada uno pondrá lo que esté de su lado para que este punto no quede en la impunidad. Son más de 31 mil millones de pesos los que debe el Gobierno del Estado, y las soluciones no se ven a corto plazo, pues los investigadores advierten que las próximas autoridades locales prácticamente tendrán que estar pensando en una nueva renegociación crediticia apenas inicie la gestión, de lo contrario, estaría administrando únicamente deuda pública.

Preocupa en este momento que haya más de 15 mil millones de pesos de deuda en pasivos a corto plazo, es decir, a proveedores a los que no se les ha pagado por el servicio que prestaron, y que han tenido incluso que bajar cortinas o despedir a empleados. Son ellos los principales generadores del desarrollo del estado, y lamentablemente los que más han resultado afectados por este desaseo que comenzó hace una década a través de las llamadas “cuentas creativas”, que únicamente vinieron a ocultar la verdadera deuda de Michoacán.

Ya han transcurrido prácticamente tres años y meses de que inició esta administración, y en ese tiempo simplemente se denunció la grave situación financiera del estado, sin embargo, todos los responsables siguen sin recibir un castigo ejemplar. Se agota el tiempo y ojalá que no prescriban estos casos, de lo contrario, estaríamos enfrentando otro fenómeno: el de la omisión.

 

Comparte la nota

Publica un comentario