IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 19 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Semana Política

8 de junio, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Termina una etapa de polarización y desencuentros en nuestro estado, y da inicio una nueva en la que es vital reconstruir el tejido social, y buscar conciliar posiciones; apostándole a un gobierno plural, en el que sean distintas voces las que se unan a favor de una causa en común: Michoacán.

Los últimos años hemos padecido gobiernos que han empobrecido a nuestro estado de manera alarmante, y no nos referimos solamente al tema económico; tenemos pobreza de oportunidades, de ideales, de causas en común y también de talentos. Es alarmante la cantidad de jóvenes que emigran por carecer de trabajos bien remunerados en los que demuestren su capacidad; o de empresarios que han decidido hacer crecer su capital en otros estados, en los que se les brinda al menos seguridad y justicia. Este tipo de problemáticas son conocidas a fondo por los candidatos, pensamos que al margen de descalificaciones públicas, es momento de la reconciliación tan anhelada por todos. Al pasado borrón y cuenta nueva, el próximo gobernador deberá contar con las certezas suficientes para tomar las riendas del estado por completo, construir un equipo plural basado en las capacidades de trabajo, y conformado no por los políticos de siempre; debemos ver a las mejores mujeres y hombres interesados en el bienestar de los michoacanos, con un plan de gobierno vanguardista y con altas expectativas.

En particular, esta Casa Editorial no apostó nunca por la descalificación ni la guerra sucia que se vertió a lo largo de la campaña que termina. Siempre fuimos respetuosos de las personas, y antepusimos las propuestas de trabajo a las infamias que se hicieron públicas en otros medios, y sobre todo en las redes sociales; priorizamos las ideas a los golpes bajos, que no suman y sólo polarizan más el contexto enrarecido en el que vivimos hoy.

Las posibilidades son enormes, sin duda nuestro próximo gobernador tiene un gran reto, al que debemos sumarnos todos como sociedad, si es que queremos de verdad que Michoacán progrese.

 

Gana la izquierda

Ganó en Michoacán la izquierda reformista, la que ayudó al presidente Enrique Peña Nieto en el Congreso de la Unión para sacar adelante el Pacto por México. A Chon Orihuela, candidato priista, lo van a “aplacar” para que desista del escenario de la judicialización de la elección en Michoacán.

Después de transcurrida la jornada electoral fue sintomático el mitin del candidato del PRI y PVEM al Solio de Ocampo. El ambiente parecía más el de un funeral, apenas 150 asistentes para celebrar “el triunfo”, con música de mariachi. Ningún exgobernador estuvo presente en la celebración de la presunta victoria orihuelista. Todos huyeron: Víctor Tinoco, Ausencio Chávez, Genovevo Figueroa o Carlos Torres Manzo.

De acuerdo con las cifras preliminares, el PRI también perdió Colima. Tinoco se queda como el perro de las dos tortas. Aquí fue coordinador general de la campaña de Chon, sin candidato. Allá era delegado general del CEN del tricolor. Al final, no quedó bien con Dios ni con el diablo.

 

Judicialización, descartable

La actual elección es vulnerable en el escenario de margen cerrado de votación, menor a cinco puntos porcentuales entre el ganador y el segundo lugar en las urnas. Anoche todo era confusión entre los equipos de campaña, por la lentitud del PREP para arrojar cifras preliminares.

Creemos que Chon Orihuela se irá serenando en las semanas siguientes. “No le muevas más”, seguramente le dirán los altos jerarcas de su partido. La judicialización de la elección obligaría a darle seguimiento a todas las quejas: que si hubo red de moches, que si hubo evasión fiscal o lavado de dinero, que qué hubo de cierto en las presuntas filtraciones de la DEA y del FBI.

¿Qué le pasó a Chon, que auguraba su victoria con un margen de ocho a diez puntos porcentuales? Que su equipo lo encapsuló. Que Wilfrido Lázaro y los estrategas de campaña le endulzaron el oído al candidato y no le hablaron con la verdad, que le decían las cosas a medias.

Ciertamente Chon empezó muy abajo. Arrancó con 16 ó 19 puntos de preferencia, según la encuesta en cuestión. Hasta anoche el senador declaró tener una tendencia irreversible. Salvo el senador Agustín Trujillo, ningún otro nivel cupular avaló ese triunfalismo, no salió Cesar Camacho ante los medios. Varios puntos rescatables en el discurso del PRI: empieza la etapa de la conciliación para retomar la ruta del progreso y del desarrollo en la entidad.

 

Fantasmas conjurados

Queda ya para la historia la terrible guerra sucia y la compra del voto que todos los partidos practicaron, incluyendo Acción Nacional, y ahí tenemos los operativos especiales en el municipio panista de Sahuayo. No hubo boicot electoral de la CNTE durante la jornada electoral. Los normalistas no bloquearon con autobuses las carreteras para sabotear la logística de reparto de la paquetería electoral. No hubo focos rojos, salvo el robo de una casilla especial en Paracho. Constatamos que el abstencionismo fue el enemigo público número uno de la democracia en Michoacán, y no los profesores democráticos ni el crimen organizado, como vaticinaron Lorenzo Córdova y los partidos políticos. Apenas 56.5 por ciento de participación ciudadana en las urnas.

Los resultados reafirman la presencia y vigencia del gobernador Fausto Vallejo como político michoacano. La nueva detención y posterior liberación de Rodrigo Vallejo y la captura del alcalde priista de Aquila, tumbaron votos al tricolor, sin duda alguna, en estas horas críticas.

 

Futuro del PRI

En el Revolucionario Institucional habrá de emerger una nueva figura partidista con ciertos atributos y cualidades, que no esté peleada con los grupos internos y que se haya disciplinado, sumándose a la campaña estatal. Víctor Silva Tejeda fue congruente desde el inicio y hasta el final. Hombre serio de siempre, estuvo ahí en el templete solidario con Chon por todo el estado.

Queda la incógnita si Silva Tejeda debió haber sido el candidato a la gubernatura para contender en una elección de tales expectativas. Va a estar en la jugada. Se perfila como nuevo líder parlamentario del PRI en San Lázaro, coordinando la bancada michoacana.

 

La Cocoa, no declinó

Perdiendo la elección, crece la figura de Luisa María Calderón Hinojosa como una mujer valiente y una política congruente, que se mantuvo a raya y no se dejó presionar para declinar. Mesurada al final, decidió no declararse triunfadora, ni perdedora, sino esperar el resultado oficial para fijar una postura. Se le vio sonriente, feliz, sabemos que la candidata disfruta de las campañas electorales, independientemente de los resultados. Seguramente seguirá defendiendo a Michoacán y siendo una oposición seria, desde la trinchera en que se encuentre.

 

Elección, vigilada

La elección de este domingo quizá fue una de las más vigiladas en la historia moderna de Michoacán, razón por la que los grupos fácticos que intentaron “meter su mano” fueron estratégicamente acorralados. Lo mismo ocurrió con los “mapaches” quienes no tuvieron margen de operación para coaccionar el voto o encabezar caravanas con acarreados. En esta ocasión sí hubo una mayor actuación de las fuerzas de seguridad pública, quienes incluso atendieron el llamado de las falsas alertas que se registraron para frenar a las cuadrillas patrocinadas principalmente por el PRI, según las denuncias que hicieron previo y durante la elección tanto el PAN como el PRD. Pero el Sol Azteca tenía un “as bajo la manga”, puesto que con anticipación tenía ubicadas las “madrigueras” o búnkers de los opositores, mismas que fueron fácilmente fueron “reventadas” con el acompañamiento de elementos policiacos. En esta jornada comicial no se podrán excusar de intromisión de grupos externos, y se deberán reconocer los resultados que arrojarán de manera oficial los conteos que realiza el Instituto Electoral de Michoacán, aunque las ventajas dadas por el Programa de Resultados Electorales Preliminares son irrefutables. El cardenal Alberto Suárez Inda también se suma a esta misma postura: sea cual sea el resultado, por muy pequeña que sea la diferencia, se deben respetar los resultados. Lo que en este momento urgen en el estado y los michoacanos es un gobierno que logre conciliar, y que lleve las riendas de la entidad hacia la gobernabilidad, pues como ya hemos señalado fue suficiente con la etapa de crisis que al paso de los años se acentuó en el territorio, y que afectó parejo a todos los habitantes. O usted está de acuerdo que se siga en el encono, la descalificación y el desánimo…

 

Los efectos colaterales

Michoacán es tan estratégico para los mal llamados partidos grandes, principalmente para el Partido Acción Nacional, puesto que la inminente derrota electoral de Luisa María Calderón Hinojosa “sepulta” aún más al grupo de su hermano al interior del instituto político a nivel nacional, y le refrenda la hegemonía partidista al grupo Maderista, quienes seguirán teniendo en sus manos las riendas de la dirección nacional; de haber ganado este estado, el expresidente de México, Felipe Calderón, se reivindicaría como su “líder moral” y cobraría fuerza a nivel nacional; sin embargo no se deberá descartar una desbandada de los Calderonistas del albiazul, como ya está pronosticado. El segundo lugar, para los priistas significaría un revés a los esfuerzos federales que emprende el Gobierno de la República, cuyos resultados no se supieron potenciar para su beneficio propio. Quizá desde el centro del país ya estaban resignados y consientes en los resultados que marcan las tendencias preliminares, pero nada se dejó en el intento. Para el PRD, la virtual victoria electoral le permite recuperar el principal y único bastión del Sol Azteca que fue perdido hace poco más de 3 años, y lo que evidenciaría que la desbandada de Cardenistas del partido de izquierda no impactó de manera contundente como se advirtió. Punto y aparte el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano quien a pesar de estar fuera del PRD, siempre se pronunció a favor de Silvano Aureoles Conejo; sin embargo, casos como Enrique Baustista, quien resultó beneficiado con gobiernos de izquierda, entre otros tantos, que optaron por brincarle con los opositores, y hoy quizá estén arrepentidos, pues los resultados no fueron como los pronosticaron y se evidenciaron pues sólo vendieron “espejitos” a quienes les dieron sus simpatías.

Comparte la nota

Publica un comentario