IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 21 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Semana Política

5 de septiembre, 2016

Redacción web/La Voz de Michoacán

Maquiavelo

Los “estragos de las trombas” que vive Uruapan llegaron hasta Morelia, y Michoacán se convirtió en el punto de atracción de las tres principales fuerzas políticas del país. Fue un fin de semana intenso y de definiciones. Alejandra Barrales en su primera visita como jefa nacional del perredismo encabezó el encuentro de diputados locales de todo el país, cuyo evento fue dirigido por su coordinador Pascual Sigala Páez. En casi todos los pronunciamientos políticos se coincidió en que dejarán de rogarle al “Caudillo”, en plena alusión a Andrés Manuel López Obrador, para acompañarlo en su postulación hacia el 2018. Sin dejar la puerta cerrada a una eventual alianza con el Partido Acción Nacional, acordaron ir con un candidato propio, por ejemplo Miguel Ángel Mancera, Graco Ramírez o el michoacano Silvano Aureoles Conejo. Barrales reavivó esa posibilidad, aun y cuando el mandatario michoacano ya había anticipado que su mirada estaba puesta para la siguiente, es decir, para el 2024, tres años después de dejar la gubernatura. Los pronunciamientos en contra de ponerse de rodillas ante Morena y su virtual candidato provocaron reacciones, pues le recordaron a los liderazgos que hacer pactos o alianzas ha sido el modo de supervivencia de los proyectos de izquierda durante los últimos comicios. Los negriamarillos están conscientes de que están a punto de ser desplazados hasta la cuarta posición como fuerza política a nivel nacional, y no dejan de considerar a Acción Nacional como “opción salvadora”, donde siguen igual o peor los “jaloneos” para definir quién contenderá. La visita de Barrales fue de bajo perfil, no tuvo mayor acercamiento con la militancia, más que con los liderazgos; sin embargo queda en desventaja cuando horas después “los de enfrente” habían programado eventos con mayor participación. La lideresa está “midiendo el agua” entre los jefes de grupo o tribus, pues conoce la complejidad del comportamiento de todos. No se reunió con Leonel Godoy, o al menos no fue un encuentro público.

 

Pascual, con luz y brillo

Pascual Sigala Páez, el coordinador nacional de los diputados locales del PRD en todo el país, intentó, a través de este evento, marcar la agenda parlamentaria de la izquierda en México y con ella dar la batalla en tribuna en los próximos meses. Hoy el zitacuarense dirige un organismo oficial que le da luz, brillo y proyección en su camino al Senado de la República. Los visitantes regresan a sus legislaturas locales con el resolutivo de replicar con gran resonancia el repudio a la visita de Donald Trump y con una postura política para no dejarse engatusar por caudillos desdeñosos y despectivos. Engalanaron este encuentro, el presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, y como comentábamos, la presidenta nacional del Sol Azteca, Alejandra Barrales Magdaleno, con raíces familiares en Tanhuato, en donde se encuentra la cruz de su parroquia. Vino también el exsenador Pablo Gómez, quien rechazó sentarse en el presídium al lado de Barrales, quizá porque aún no supera que una mujer lo haya aventajado en su aspiración por encabezar por segunda vez al PRD nacional.

 

Delegaciones, en la mira

Recibido con bombo y platillo en su natal Morelia, el máximo jerarca del tricolor, Enrique Ochoa Reza, delineó el nuevo rostro fiscalizador del PRI sobre los militantes que ejercen cargos públicos, con un contundente mensaje de carácter nacional dirigido a todos los delegados federales del Gobierno de la República. No más complacencia con los delegados que sólo rezan para su santo, que están entregados al Ejecutivo en turno o que llegan a los puestos públicos para satisfacer mezquinos intereses personales o de grupo. Quienes inmediatamente dieron rienda suelta al desahogo y a la catarsis fueron los presidentes municipales, en la audiencia privada que Ochoa Reza les concedió. Quejas a granel externaron los ediles contra los delegados desarraigados y sin compromiso partidista. Fueron los alcaldes quienes pusieron el dedo en la llaga sobre la estructura federal, pues la militancia de base no identifica más allá de 10, de los 53 delegados comisionados a la entidad.

Como le adelantábamos la semana pasada, el presidente nacional del partido en el poder tomó nota de los nombres de los delegados prepotentes y altaneros con los derechohabientes, con la ciudadanía y con las autoridades locales, en voz de sus propios correligionarios, en el primer encuentro formal con sus paisanos. Relatos de reclamo por la desatención.

Entre las delegaciones que estarán en la mira, se encuentran: Profepa, Conducef, INEGI, Banobras, Firco, Sedesol, Registro Agrario, SEP, Crefal, Conafor, Corett, Semarnat, Prospera, Sagarpa, Fonacot, Comisión de Pueblos Indígenas, Policía Federal y Procuraduría Agraria, por mencionar sólo a la mitad de las dependencias federales con presencia en Michoacán. A su vez, el enroque de Florentino Coalla, de la Segob a la SCT, se enmarca en la nueva dinámica nacional.

 

No quiso reunirse con Fausto Vallejo

Enrique Ochoa Reza, el presidente nacional del PRI, marcó línea para los próximos comicios michoacanos que se proyectan como la antesala para la recuperación de la gubernatura en el 2021, le dio el espaldarazo a la dirigencia de Víctor Silva y desarrolló una intensa agenda privada, necesaria para purgar el organismo. En corto recibió al grupo político de Jesús Sierra, el exsecretario de Educación, afín a los exgobernadores Ausencio Chávez, que controla la mitad de los 39 ayuntamientos del PRI, la mitad de las 15 diputaciones locales del tricolor y la Secretaría General del partido en el estado. Los Chuchos no hicieron reclamos y salieron satisfechos con el mutuo acuerdo de trabajar con las candidaturas ganadoras en el 2018 que surjan de procesos internos sin dados cargados y con reglas claras de participación. Otra encerrona fue con la diputación que coordina Adriana Hernández, dándole un plazo de 30 días a los institucionales y a los disidentes para arreglar sus diferencias o, de lo contrario, Ochoa habrá de tomar medidas en ejercicio de sus atribuciones estatutarias. Buena faena política con Carlos Torres Manzo, el patriarca político mayor, y con otros exgobernadores presentes. Víctor Tinoco está viviendo un repunte político. El senador Chon Orihuela no mostró interés en asistir al encuentro o intentó encarecer el acercamiento; mientras que el exgobernador Genovevo Figueroa envió al hijo en su representación. El dirigente nacional del PRI evitó reunirse con el exgobernador Fausto Vallejo Figueroa pues “no representa al nuevo PRI que la militancia quiere”. Esto indica un freno intempestivo a la intentona del exalcalde de Morelia de recuperar posiciones rumbo al 2018. Quince oradores tomaron la palabra durante la comida de la unidad, en su mayoría en tono propositivo. José Martínez abordó a Ochoa por asalto y éste ofreció revisar el caso del depuesto líder del sector juvenil, aunque no hay mucho que hacer ahí, por tratarse de un fallo del Tribunal Electoral para dar garantía de equidad.

Ochoa Reza propició un diálogo con mucha apertura en las tres entrevistas privadas que concedió a grupos vigentes en Michoacán, dándoles toda libertad para expresarse. Fue un encuentro para la catarsis, de una sola vez y ya, porque la tónica será el trabajo, con miras a la reorganización del PRI. Víctor Silva, con la prudencia que lo caracteriza, mostró buena convocatoria en el encuentro masivo con la militancia que se celebró en el Centro de Convenciones, donde la “nota” fue la oficialización en Michoacán, en donde creció la impunidad, de la instalación del órgano de anticorrupción, que será el filtro para evitar que “se cuelen” personajes ligados a la delincuencia o simplemente sean corruptos. El jerarca vino a decirle a los diputados locales y federales, a los senadores, alcaldes y a los funcionarios federales que será su aliado para gestionar más recursos; sin embargo les advirtió que tendrán que trabajar, y no “dormirse en sus laureles”. Todos querían tomarse la foto con él, sin embargo sólo se reunió con la gente que quiere para ese nuevo PRI que prometió durante su toma de protesta. No sabemos si en esta depuración también haya resultado damnificado Ascención Orihuela, pues sólo envió a su representante Xóchitl Ruiz, quien sólo iba acompañada por su porra.

 

Margarita ‘muestra su músculo’

Margarita Zavala ya anda en campaña. Busca suceder a Enrique Peña Nieto en la Presidencia de la República, pero antes de que eso suceda, está preparando el terreno para que se alineen “los astros” y le otorguen la candidatura por Acción Nacional; aunque no descarta que en caso de que le cierren el paso, iría por la vía independiente. Numéricamente, al interior del albiazul, los números no le favorecen a la esposa del expresidente Felipe Calderón; sin embargo, según las “fotografías del momento” ella es la mejor posicionada frente al dirigente nacional Ricardo Anaya. Su principal promotora en Michoacán es su cuñada, la senadora Luisa María Calderón, quien organizó este evento proselitista con cientos de jóvenes a través del Centro de Estudios y Formación Política. Zavala trae un discurso fresco y en estos foros aprovecha su acercamiento con los jóvenes, además de mostrar sus fortalezas: ser la candidata que mejor conoce al país, no sólo porque estuvo en Los Pinos durante seis años, sino por su formación política. Asomaron la cara a los eventos de Zavala los calderonistas don Luis Mejía Guzmán, el diputado Héctor Gómez, la exalcaldesa Rosa Hilda Abascal, además de Juan Luis Calderón. Antes de reunirse con las juventudes plurales, la presidenciable visitó la tenencia de Capula y estuvo “arropada” por las regidoras María Elisa Garrido, Katia Ortiz y Adela Alejandre; suponemos que simpatizan con Zavala, mas no con el de Acción Nacional, pues hasta donde tenemos entendido son representantes populares independientes, o ¿acaso es parte de esa simulación que nos vendieron en la elección local anterior?

 

Caballito de Troya

Las Quintas Columnas del PRD se congregaron el pasado sábado en la pequeña Plaza del Caballito, donde se encuentra la efigie ecuestre del Siervo de la Nación. Ahí Fidel Calderón se presentó como el jefe estatal del “Movimiento por la Esperanza” y arremetió contra los perredistas que, en su opinión, se arrodillan ante el PRI más corrupto. Quién sabe si Calderón Torreblanca llegue al Senado a través de las siglas de Morena. Su exjefe, el exgobernador Leonel Godoy, muy cercano a López Obrador, no le perdona que haya dividido al MODUC para crear el FAP. Un día antes el exsecretario de Gobierno optó por abandonar el encuentro nacional de legisladores del PRD, donde sintió todo el rigor del mensaje político central en contra de los militantes dedicados a hacer política en forma indigna, a través de la resta y la división, de la ruptura y debilidad, precisamente como se la aplicó a Leonel Godoy, agitando la bandera rupturista, como sólo él sabe hacerlo.

 

Intrépido acróbata

¿Qué encuestas tendrá el alcalde moreliano, Poncho Martínez, como para arrojarse al vacío en un triple salto mortal con doble pirueta? El pasado sábado, el intrépido profesional de la acrobacia política apareció en el templete del “Movimiento por la Esperanza”, que en los próximos meses habrá de movilizar a las estructuras políticas locales en apoyo a López Obrador. La opinión pública del barrio de Capuchinas ha reaccionado con pasmo y con asombro ante la sorprendente jugada del edil independiente, quien prefirió ornamentar un evento de la izquierda tropical, en vez de arropar a los activistas de precampaña de Margarita Zavala, de visita en la tierra natal del expresidente Felipe Calderón Hinojosa.

Poncho Martínez sigue explorando la ruta independentista, desvinculándose ahora de la ciudadanía. Sin estructura política hacia arriba que lo ayude a gestionar partidas adicionales y sin diputados federales que le etiqueten recursos extraordinarios, el expanista ha adoptado la dramática resolución de aproximarse a las figuras más prominentes de Morena, a Reginaldo Sandoval y a René Bejarano “El Señor de las Ligas”, dos tipos de cuidado, tal para cual.

 

Distrito Indígena

Paracho es sede del Distrito Indígena dibujado en el mapa de la redistritación electoral que durante este mes aprobaría el Instituto Nacional Electoral (INE), con mutilaciones territoriales a todas las diputaciones locales que gravitan sobre la Meseta Purépecha y la Cañada de los Once Pueblos. En la misma vertiente electoral los legisladores Héctor Gómez, Juan Bernardo Corona y Sergio Ochoa, encabezados por la panista Alma Mireya González, andan peregrinando por los caminos de Michoacán para celebrar una serie de foros de consulta, aguijoneados por el afán de ayudar a los michoacanos. Les mortifica la falta de legislación secundaria que regule la reelección de los alcaldes y de diputados en el 2018, así como la inminente deserción de militantes de varios partidos en el mes de noviembre de este año que luego querrán postularse como candidatos ciudadanos por la vía independiente juntando las firmas del dos por ciento del padrón electoral en cada demarcación.

No olvides consultar las frases “De última hora”, “De último minuto”, “La pregunta de la semana” y los “Taches y autogoles” de Maquiavelo en la edición impresa de este lunes 05 de septiembre del 2016.

Comparte la nota

Publica un comentario