IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 25 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Última fase de las campañas

25 de mayo, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Faltan escasas dos semanas para la celebración de los comicios para elegir gobernador en nuestro estado y los partidos políticos y sus campañas, como en otros escenarios de la geografía michoacana, exhiben sus armas más dañinas (en el enfrentamiento del pasado viernes en el municipio de Tanhuato las fuerzas de seguridad mexicanas decomisaron además de 36 armas largas, muchas de ellas suponemos “cuernos de chivo”, dos armas cortas, un lanzagranadas activado y un fusil calibre 50, de los conocidos como Barrett M82, un arma semiautomática de alta precisión que penetra fácilmente chalecos antibalas, materiales de construcción de un edificio y blindajes ligeros).

Las autoridades dieron afortunadamente pronta solución a la indagatoria y detención de algunos de los responsables del homicidio de Enrique Hernández, candidato del partido Movimiento de Regeneración Nacional MORENA a presidente municipal del municipio de Yurécuaro, quien al parecer fue asesinado por asuntos relacionados con la explotación de una mina de arena, en donde resultaron implicados el director de Seguridad Pública, el subdirector y un policía municipal de Yurécuaro, quienes estaban enterados de que se iba a perpetrar dicho homicidio.

La semana pasada dije que se requería que las autoridades dieran pronta solución a estos hechos porque la muerte lamentable del candidato en plena campaña electoral significaba un franco desafío a las autoridades y además podría poner en duda la eficacia de todo el sistema de procuración de justicia.

No era para menos, los representantes de Morena, secundados por los del partido movimiento ciudadano se levantaron de la Mesa Política de Gobernabilidad que vigilaba el curso del proceso electoral, arguyendo falta de condiciones de seguridad y de paso aprovecharon para anunciar que llegarían ante instancias internacionales en caso de ser necesario. Parece ser que no habrá necesidad de llevar este asunto a otra instancia si es que se corroboran los hechos consignados en la averiguación realizada.

No obstante, apenas había sido resuelto este espinoso asunto, cuando en el municipio de Tanhuato, que limita al norte con el estado de Jalisco y al este con el municipio de Yurécuaro, se sucedió un enfrentamiento que duró más de tres horas donde murieron un militar y al menos 42 civiles pertenecientes presuntamente al grupo delincuencial denominado Cártel Jalisco Nueva Generación.

Estas acciones de combate a la criminalidad, al parecer no tuvieron ninguna relación directa con el proceso electoral en curso, pero por el simple hecho de haber ocurrido dentro del período de campañas, se le da un alto significado político, señalando a estos municipios como “focos rojos” de alerta para considerarlos de alta peligrosidad en el proceso. Y sí, no podemos cerrar los ojos y dejar de ver que los municipios colindantes con el estado de Jalisco han pasado a ser muy peligrosos en estos últimos días.

En el plano puramente electoral, en esta última fase de las campañas político electorales, la parte de los equipos de los partidos que trabajan en la clandestinidad, en el mundo soterrado del anonimato y la calumnia, también han sacado sus armas más dañinas para, como el fusil Barrett M82, destrozar blindajes y armaduras mediante el insulto y la exhibición del “lado más obscuro” de los candidatos. Las ideas y propuestas pasan a segundo plano para dar paso a la vileza.

Lamentablemente este tipo de lucha infame ha demostrado ya en otras campañas su efectividad para ganar votos, pero no por eso vamos a dejar de cuestionar esa forma de “hacer política”. En el plano teórico hay quien considera que debe prevalecer un amplio ámbito de libertad de la expresión de las ideas en la propaganda política, pero existe otra corriente de opinión que piensa que se debe prohibir este tipo de mensajes y propiciar campañas más propositivas.

El Instituto Nacional Electoral (INE) y el Tribunal Electoral, ya censuró dentro del actual proceso algunos mensajes propagandísticos, lo que para muchos representa un perjuicio a la libertad de expresión y al derecho de información de la sociedad. Estos institutos consideraron que la propaganda electoral censurada era calumniosa por tratarse de imputación de delitos falsos ya que partían de “una simple suposición o conjetura, careciendo de exhaustividad y precisión”.

Pero lo que las máximas autoridades electorales del país no han podido detener es la avalancha de ataques, muchos de ellos calumniosos, que se dan en abundancia dentro de las redes sociales y portales de internet. Una guerra de lodo sin cuartel mengua la calidad de la política que se practica sobre todo en naciones de un bajo nivel cultural.

Sería deseable que prevaleciera un amplio debate de ideas y propuestas donde los electores pudiéramos comparar la calidad y viabilidad de las promesas hechas en campaña y no tener que elegir a nuestros candidatos entre los menos malos, o los más buenos para infamar al adversario. También sería deseable que el próximo 7 de junio fuera una jornada tranquila donde los ciudadanos podamos expresar libremente nuestra voluntad.

[email protected]

Comparte la nota

Publica un comentario