IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 30 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Foto: Internet. Café La Gloria donde estará la muestra hasta septiembre, funciona como galería desde diciembre de 1994.

Artistas de México y Alemania unen talentos en “Tete-a-tete”

6 de julio, 2016

Notimex/La Voz de Michoacán

Ciudad de México.- Un diálogo entre dos amigos que han trabajado de manera conjunta en obras de gran formato es lo que ofrece la exposición “Tete-a-tete”, de los artistas plásticos Ernesto Zeivy y Endy Hupperich, que se inauguró anoche en un espacio alternativo de esta ciudad.

“Se trata de un intercambio entre dos artistas que en los últimos años hemos compartido nuestro estudio de una forma no voluntaria, pero inevitable, pues nos hemos influido el uno al otro”, explicó a Notimex el mexicano Zeivy.

La muestra cuenta con dos autorretratos que fueron colocados a la entrada del café-galería ubicado en la colonia Condesa, para ilustrar la idea que da título a la exposición, que en español sería cabeza-cabeza, o más bien un diálogo.

El artista plástico alemán Endy Hupperich detalló en su obra trabaja el “collage”, a partir de una idea sobre un lienzo, después pone algo encima y de esa manera obtiene su creación artística.

“Los temas son muy variados, pues el imaginario que trabajamos ambos, está más relacionado con el interés que en determinado momento puede ser una imagen”, señaló Hupperich.

Las obras que Hupperich contienen objetos que ha extraído de su lugar original para colocarlos en otro contexto: naturaleza muerta como realismo abstracto, una tridimensionalidad que abre ventanas para otras historias; fotografías hechas en computadora que transforma en un “collage” por el que entran las nubes y los cielos de México.

Al retomar la palabra, Zeivy, abundó que ese imaginario al que se refirió su colega alemán es que puede ser cualquier cosa, como un paisaje, una mujer, un coche, un retrato o un objeto, pues trabajan el “collage”, que se trata de una superposición de imágenes que buscan más que una narrativa gráfica, un conjunto de texturas.

Destacan obras como dos autorretratos, de los cuales uno está pintado encima del rostro con unos lentes.

Subrayó que el Café La Gloria donde estará la muestra hasta septiembre, funciona como galería desde diciembre de 1994, y a la fecha ha inaugurado muestras cada tres meses.

“Es un restaurante que trabaja como galería, una idea muy contemporánea, porque vemos que la gente asiste a las galerías solamente a la inauguración, y difícilmente regresa, en cambio aquí uno viene a comer y estará viendo la exposición”, concluyó Zeivy.

 

Comparte la nota

Publica un comentario