IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 26 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Foto: Christian Mallarini. Jorge Volpi estuvo en la capital michoacana este jueves.

Cerebro, una máquina de producir futuro: Volpi

16 de febrero, 2017

Redacción web/La Voz de Michoacán

Astrid Del Ángel/ La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán.- Imaginar el futuro es la mayor ventaja evolutiva del ser humano frente a cualquier otro animal, aseveró el escritor Jorge Volpi en el conversatorio Cerebro y creatividad, realizado ayer en la UNAM Centro Cultural Morelia.

“El cerebro adquiere patrones (que se convierten en generales a través del olvido) para después utilizarlos y adelantarse a lo que va a pasar, ahí está el origen de la imaginación”, destacó que el área del cerebro que se activa al imaginar el futuro es la misma que utilizamos para traer recuerdos del pasado.

“Todo el tiempo completamos la realidad inmediata con los patrones del pasado”, explicó que es un proceso muy veloz con los sentidos y ello provoca que seamos funcionales en el mundo de manera muy rápidamente; por eso no podemos comparar el cerebro con una biblioteca, una computadora o un robot. Lograr que un robot aprese un objeto al vuelo resulta muy complejo, mientras que para el ser humano es cotidiano, ejemplificó.

“La creatividad está en adelantarse al futuro con perspectivas no predecibles. Es una competencia contra el cerebro rápido y el lento. La creatividad es la adecuada combinación de cerebro rápido y cerebro lento”, lo que se debe enseñar en todas las disciplinas, desde las artes hasta las ciencias, consideró.

En este sentido, refirió que “la imaginación es probablemente anterior a la autoconciencia”, que una de las primeas cosas que nos revela es “nuestro ser mortal”-tema que aborda en su más reciente libro “Examen de mi padre” (Alfaguara, 2016) al estar inspirado por la muerte de su padre-, la capacidad de pensar en el futuro y saber que no somos permanentes, que tenemos un tiempo limitado y lleva tratar de imaginar una vida “ultraterrenal”, aunque, en su plática, el promotor cultural prefirió quedarse en la plano material.

“El problema difícil es el problema de la conciencia, cómo es que la materia es capaz de pensar en la conciencia” cuestionó, esa es la autoconciencia.

Dijo que la crisis de la originalidad deriva de procesos posmodernos relacionados con el dilema de inventar nuevo o combinar cosas del pasado; así la apropiación y el plagio modelo cultural, lo son desde que se asume que las ideas son propiedad de quien primero las enuncia; en el siglo XX no se imaginó que las ideas pertenecían a alguien, había una “diseminación de ideas más natural en otras épocas, que ahora sería plagio”.

Para más información consulta la edición impresa de este 17 de febrero de 2017.

Comparte la nota

Publica un comentario