IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 6 de diciembre de 2016
Morelia
Compra
Venta
USD

20.05

20.80

Foto: Enrique Castro. El arco con una cruz, representa de acuerdo a la cosmovisión indígena.

Día de Muertos, ¿sabemos qué celebramos?

2 de noviembre, 2016

Redacción web/La Voz de Michoacán

Tere Jaramillo/La Voz de Michoacán
Morelia, Michoacán.-
  Llega 2 de noviembre y celebramos el Día de Muertos, pero ¿realmente conocemos de dónde surge esta festividad?, ¿cuál es su origen y cuál su significado?.

El origen de esta celebración remonta a la época prehispánica con los Aztecas, Mayas, Purépechas, Nahuas y Totonacas para quienes era común conservar los cráneos como trofeos y mostrarlos durante los rituales de la muerte y el renacimiento y es que hay que recordar que nuestros ancestros prehispánicos creían que la muerte formaba parte de la vida.

Pero ¿cómo se paso a hacerlo una festividad? el Día de Muertos cayó en el noveno mes del calendario azteca, cercano a agosto y era celebrado todo el mes, dichas fiestas eran presididas por el dios Mictecacihuatl (actualmente “la Catrina”), sin embargo al ser conquistados por los españoles hicieron modificaciones a las festividades ya que cuando llegaron quedaron aterrados por las prácticas paganas de los indígenas y como la conquista más fuerte era a través de la ideología, de cambiarlos al catolicismo movieron la fecha para principios de noviembre coincidiendo con las festividades católicas del Día de Todos los Santos y Todas las Almas.

Es por eso que hoy en día ya no conservamos los cráneos, todo es a través de simbolismos para celebrar de manera más “civilizada”,ejemplo de ello son las velas, que representa la luz que guía a los muertos, el pan de muertos que es el pan dulce  al que se le agregan unas tiras de masa como “huesos” de decoración, la flor de cempasúchil como guía del camino por el que deben ir los fallecidos.

Esta fecha es de tal importancia y con un sincretismo tan arraigado que ha sido declarado por la Unesco como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad.

Sobre la muerte se ha escrito música, literatura, dibujado y expresado a través de la danza; ejemplo de la literatura es el Ensayo “Todos Santos, Día de Muertos” del Nobel de Literatura, Octavio Paz quien dice  “La muerte nos venga de la vida, la desnuda de todas sus vanidades y pretensiones y la convierte en lo que es: unos huesos mondos y una mueca espantable. En un mundo cerrado y sin salida, en donde todo es muerte, lo único valioso es la muerte. Pero afirmamos algo negativo. Calaveras de azúcar o de papel de China, esqueletos coloridos de fuegos artificiales, nuestras representaciones populares son siempre burla de la vida, afirmación de la nadería e insignificancia de la humana existencia. Adornamos nuestras casas con cráneos, comemos el día de los Difuntos panes que fingen huesos y nos divierten canciones y chascarrillos en los que ríe la muerte pelona, pero toda esa fanfarronada familiaridad no nos dispensa de la pregunta que todos nos hacemos: ¿qué es la muerte? No hemos inventado una nueva respuesta. Y cada vez que nos la preguntamos, nos encogemos de hombros: ¿qué me importa la muerte, si no me importa la vida?”

Comparte la nota

Publica un comentario