IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 29 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Foto: Internet. Carlos Fuentes.

Exhiben novela inédita de Carlos Fuentes

14 de mayo, 2016

El Universal/La Voz de Michoacán

Ciudad de México.- La novela inédita de Carlos Fuentes “Aquiles, o el guerrillero y el asesino”, que narra la historia del guerrillero Carlos Pizarro, líder del movimiento guerrillero M-19 y candidato a la presidencia de Colombia, llegará a las librerías del país a finales de este mes, dijo Silvia Lemus, viuda del escritor, durante el homenaje “Carlos Fuentes está hoy aquí”, con el que amigos y especialistas recordaron la vida y obra del reconocido autor mexicano, a cuatro años de su fallecimiento, ocurrido un 15 de mayo.

“Es un libro sobre un gran líder colombiano, líder de guerrillas, Carlos Pizarro, quien después de entregar las armas y tratar de conseguir la paz fue asesinado en un avión, durante un viaje de campaña como presidente de la república. Fue un héroe trágico y moderno, Carlos estuvo muy impresionado por este personaje. Aparecerá a fines de mayo o principios de junio, se los recomiendo”, comentó Lemus, durante el homenaje que se llevó a cabo este sábado en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, con la lectura de algunas de las obras póstumas del autor: “Federico en su balcón” (2012), “Pantallas de plata” (2014) y “Personas” (2012), a cargo de los escritores Federico Reyes Heroles e Ignacio Padilla y la cantante Cecilia Toussaint.

Padilla recordó que en un encuentro literario Fuentes leyó fragmentos de “Aquiles o el guerrero y el asesino”. “Muchos años después le pregunté qué había pasado con la novela sobre Pizarro porque pensé que lo había abandonado, lo cierto es que le dedicó mucho tiempo a esa novela y a todos sus libros. Me dijo que estaba cambiando tanto la realidad colombiana que cambiaba también la historia que quería escribir. Llegué a pensar que no lo iba a terminar, así que me da mucho gusto que pronto lo tendremos a la mano”.

Por su parte, Reyes Heroles recordó el día que murió Fuentes, el 15 de mayo de 2012, dejando huella como un referente del llamado “Boom” de la novela hispanoamericana en la década de los años 60.

“El lunes 14 de mayo hablé con él, rigurosamente se sentaba a comer alrededor de las 2, lo escuché animado, me platicaba de su próximo proyecto, del peso físico de los libros que tenía que leer, alrededor de 30 kilos. ‘Imposible llevarlos a Londres. En la Ciudad de México no se puede trabajar bien, la vida social es muy intensa’, se quejó. Le repliqué que él era el primer provocador de esa vida social; se rió, guaseamos, quedamos en ir al teatro y dijo que dispararía la cena. El martes 15, sentado en mi escritorio, recibí la llamada. ‘Ha muerto’. ‘¿Qué?’. No salía yo del azoro. Sí, me dijeron, se murió Carlos. Nos engañó, se veía tan bien, mostraba tanta energía, su actividad era tan intensa, que nunca dejó asomar ni cansancio ni aviso de que sentía llegar el fin”, expresó Federico Reyes Heroles.

La periodista Silvia Lemus narró la vida del escritor desde su infancia, como su larga estancia en Washington, rodeado de la élite política y artística de esa ciudad. Más tarde, en Chile, acudió a una escuela inglesa en donde entró de lleno al idioma español.

“Carlos Fuentes nació para ser un escritor. Se preparó desde niño, pero tenía un don de Dios, de la naturaleza. Carlos fue un niño globalizado, de padre diplomático, nace en el extranjero y desde los 3 meses de edad comienza a viajar porque su padre es asignado a varios países latinoamericanos. A la edad de dos años llega a Brasil, en donde el embajador era don Alfonso Reyes. Existen fotografías de Carlitos enfrente del gran personaje, quien se convirtió en su gran mentor. Carlos decía que se inició en la literatura por haber estado sentado en las rodillas de don Alfonso”, mencionó.

Añadió que Fuentes decía que en Chile también se introdujo en la política y consideraba que era el país latinoamericano con mayor democracia. “Ahí empezó a tener las inquietudes que todos hemos percibido en sus libros y en su participación en el periodismo”.

Recordó, además, que Fuentes fue un gran lector. “Los clásicos fueron sus maestros, pero no fue una lectura de un joven común y corriente porque en su infancia estuvo en contacto con diferentes costumbres, aprendió distintos idiomas y vio distintos paisajes, pero dentro de la cotidianidad familiar logró ser un joven lector con toda su multicultura”.

Comparte la nota

Publica un comentario