IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 28 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Foto: Wendy Rufino. “Yo soy Fernando Delgadillo y escribo canciones”, así se presentó ante los morelianos el autor de Entre pairos y derivas.

Fernando Delgadillo convive con fans de Morelia

1 de febrero, 2016

admin/La Voz de Michoacán

“Yo soy Fernando Delgadillo y escribo canciones”, así se presentó ante los morelianos el autor de Entre pairos y derivas. Con su amable voz y divertida personalidad abrió el concierto con Primavera, así dio una cálida bienvenida a lo que había comenzado como una fría velada.

El creador de la canción informal siguió con la historia de un encuentro ideal, aunque no fue la playa entre el mar y vistosos amaneceres, sino en un tianguis, entre mandarinas y regateos; el tema Puede que pueda arrancó fuertes aplausos. Después vino El retocador de calles.

Acompañado por el también cantautor y productor Yuri Nilo en la guitarra, banjo y cello, Fernando complació al público con los temas más sonados de sus casi tres décadas de trayectoria. Las conclusiones en rag y Serenata también formarn parte del repertorio que compartió el par de músicos, después se soltó el rezo de peticiones, el público pedía No me pidas ser tu amigo, Entre pairos y derivas y otros de los éxitos del originario de Naucalpan, Estado de México.

El intérprete de A la pirámide del sol, Julieta, Hoy ten miedo de mí y Carta a Francia se aseguró de que los asistentes disfrutaran con sus temas de amor, desamor y graciosas anécdotas, en el íntimo recital que tuvo lugar en el Hotel Western Plus, organizado por la empresa Gyrarte.

Antes de que subiera al escenario el artista que reunió a alrededor de 300 personas, subieron al escenario el moreliano Moisés Bedolla, quien ofreció algunas canciones de su autoría como Mirando al sur y A la deriva, lo que dio paso a la participación de Antonio González, quien cantó temas de su disco Canciones ociosas.

El lugar, un salon del hotel Best Western adecuado para conciertos “íntimos”, donde los asistentes tienen trato especial y, además de escuchar a su artista favorito totalmente en vivo, pueden ordenar bebidas y alimentos.

Para leer la nota completa, consulta la edición impresa de este 01 de enero del 2016.

Comparte la nota

Publica un comentario