IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 26 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Foto:Internet. Los Arqueólogos del Centro INAH Michoacán realizan un hallazgo de restos óseos con una antigüedad significativa (650-800 d.C).

Hallan restos óseos de 650-800 d.C en Álvaro Obregón

10 de junio, 2016

Redacción web/La Voz de Michoacán

Álvaro Obregón, Michoacán.- La Escuela Telesecundaria número 214, ubicada en el municipio de  Álvaro Obregón, por seguridad, se ve obligada a mandar construir una barda perimetral, al momento de realizar los trabajos se encuentran con restos de huesos óseos humanos.

Durante las excavaciones de los cimientos de la barda, los trabajadores encontron material óseo humano. Cerca de la escuela existe un panteón, del cual se cree, provienen los huesos. El director de la escuela decidió dar aviso al CINAHM (Centro INAH Michoacán), el Centro INAH se encargó de atender la denuncia a dos antropólogos, estos al revisar el material, constatan que se trata de restos óseos con una antigüedad significativa (650-800 dC.), según lo sustenta restos de alfarería que está asociada a los restos humanos.

Los antropólogos al llegar al lugar, se encuentran con que los trabajadores de la barda sacaron mucho de los restos óseos, destruyendo, desarticulando y sobre todo destrozando el contexto en que encontró el material.

A pesar de lo anterior, se logró rescatar in situ algunos entierros humanos. Esto dio a que explorara un esqueleto al 85% aproximadamente completo que presentó en sus dientes tallado dental y “tratamiento” del que se considera “endodoncia”  significativo para la época 1300 años después de Cristo.

Hasta el momento no existen registros ni que se halla documentado, en México, y posiblemente en el continente americano, un evento de tal importancia y relevancia como un diente que recibió atención dental de tal magnitud.

Lo anterior es de suma importancia ya que para la época en que no existía atención médica como se conoce, menos lo había para la odontológica, surgen un sin fin de preguntas que la antropología está tratando de dar respuestas.

El lugar del cual proviene el material óseo, motivo de éste estudio, es denominado “La Mina”, está asentado a lo que fue las orillas del lago de Cuitzeo, hace 1300 años, ubicado en el municipio de Álvaro Obregón, en el Estado de Michoacán. En su momento fue importante hábitat lacustre, cuando las aguas del lago llegaban hasta lo que hoy es un sitio poblado en una serie de colonias ubicadas en los alrededores de la zona de la Mina, las aguas, hoy en día están retiradas a una distancia de tres kilómetros.

Los reconocimientos arqueológicos realizados tanto a nivel de superficie como en las excavaciones estratigráficas en el área han permitido recuperar evidencia correspondiente al horizonte Epiclásico (650-900 d.C.). Es importante hacer hincapié que éste momento se asocia con el declive del gran centro urbano de Teotihuacan, lo que deriva, posiblemente, al incremento de las migraciones hacía las zonas del lago de Cuitzeo ocasionando un aumento notable de asentamientos humanos en la zona lacustre, durante el periodo del Epiclásico.

Para asegurar que el diente en cuestión realmente tiene trabajo dental, se consultó con especialistas, como endodoncistas, químicos, geólogos, peritos forenses, antropólogos externos, recurriendo además a los análisis de microscopia electrónica y todos concuerdan en la veracidad de trabajo dental practicado en la época mencionada.

Comparte la nota

Publica un comentario