IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 25 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Foto: pixel.nymag.com. El dramaturgo estadunidense ha sido ganador del premio Pulitzer.

Muere el dramaturgo Edward Albee

16 de septiembre, 2016

Notimex/La Voz de Michoacán

Ciudad de México.- El dramaturgo estadunidense Edward Albee, ganador del Premio Pulitzer y quien alcanzó la fama mundial con su obra “¿Quién teme a Virginia Woolf?”, murió este viernes a los 88 años de edad en su casa de Long Island, es Nueva York.

Medios de comunicación estadunidense como “The New York Times”, “New York Post”, “The Washington Post” y “USA Today”, entre otros, reportaron que el asistente personal del escritor, Jakob Holder, confirmó el fallecimiento del autor, después de sufrir una corta enfermedad.

De acuerdo con las fuentes, la obra de Albee se caracteriza por sus astutas y penetrantes dramas psicológicas que exploran la intimidad, así como la distancia entre el autodesencanto y la verdad en la vida contemporánea.

Edward Albee nació el 28 de marzo de 1928, hijo de Reed y Francis Albee, pertenecientes al ambiente teatral y quienes le dieron una formación sólida, inició su trayectoria literaria en la poesía y la novela, pero se desempeñó mejor en la dramaturgia.

Algunas de sus obras son “El cuarto del zoológico” y “La muerte de Bessie Smith”, ambas de 1958; “La caja de arena” y “Sueño Americano”, de 1959, una de sus obras más importantes, según el portal “biografiasyvidas.com”.

Su trabajo más conocido es “¿Quién teme a Virginia Woolf?”, estrenada en 1963, sobre todo por su versión cinematográfica con las actuaciones de Elizabeth Taylor y Richard Burton.

Lo mismo que “Tiny Alice” (1964), “Un delicado equilibrio” (1965), premiada con el Premio Pulitzer, “Box” (1968), “All over” (1971) y “Seascape” (1975), “Counting the ways” (1977), “Listening” (1977) y “The lady from Dubuque” (1980).

Así como “Walking” (1982), “Marriage play” (1988), “Tres mujeres altas” (1990-1991), con la que obtuvo el Premio Pulitzer de 1994, y “Fragmentos” (1993).

Comparte la nota

Publica un comentario