IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 18 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.73

21.85

Foto: Victor Ramírez

Ángel Ibarra, una historia de boccia

26 de mayo, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Boccia (14)

El 28 de agosto de 1999 fue la fecha que cambió para siempre la vida de la familia Ibarra Jasso. Tal y como la señora María Josefa Jasso Torres lo relata, ese día nació su hijo Ángel, un bebé de 2 kilos 300 gramos al que los doctores no le dieron mayor esperanza de vida a las 24 horas, por tener la enfermedad llamada Artrogriposis Múltiple Congénita (AMC), misma que afecta articulaciones y las convierte en rígidas, por lo que no permite movimiento alguno.

Pese a todos los pronósticos, hoy, casi 16 años después, Ángel Ibarra Jasso es una de las cartas fuertes para Michoacán en la próxima Paralimpiada Nacional 2015 dentro de la disciplina de boccia, a la par de ser uno de los prospectos a nivel nacional para formar parte del representativo azteca que competirá en los Juegos Parapanamericanos de Toronto.

“Yo me siento muy orgullosa de mi hijo porque es un guerrero y para él no hay imposibles”, fueron las palabras de la madre de Ángel, quien al lado de su familia ha tenido una de las mejores lecciones de vida, al aprender día a día de la tenacidad y disciplina que hacen de este deportista de la rama de parálisis cerebral, uno de los mejores del estado y el país.

Debido a la AMC las articulaciones de Ángel son rígidas, por lo que no puede flexionar sus brazos, empuñar sus manos, ni tampoco estirar sus piernas. La señora Josefa Jasso recordó: “Cuando nació duró 19 días en incubadora y recuerdo muy bien las palabras de una enfermera que me dijo, ‘aquí no vengas a llorar, tu hijo es un luchador y ha demostrado que va a seguir’, y como que esas palabras las tengo muy grabadas y muy presentes porque así es mi hijo, es un luchador”.

Hace casi cinco años que Ángel conoció el boccia, disciplina para personas con parálisis cerebral que se basa en pelotas de colores, mismas que cada competidor tiene que colocar lo más cercano posible a una bola blanca. Para este joven moreliano, la boccia se ha convertido en parte de su vida.

Para más información, consulte la edición impresa de La Voz de Michoacán.

Comparte la nota

Publica un comentario