IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 24 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

20.20

21.84

Jugadores de los Tuzos hicieron sonidos de simio, recriminando la tez morena del cuarto silbante.

Árbitro sufre racismo del Pachuca

7 de agosto, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Pachuca.- El joven silbante mexicano, Adalid Maganda Villalba, cuarto árbitro en el partido que los Potros del Atlante ganaron 3-2 al Pachuca, en la “vuelta” de la Copa MX, sufrió insultos racistas por parte de jugadores de los Tuzos, aunque el incidente no sólo no se le permitió denunciar al cuerpo arbitral, sino que habría sido bloqueado y ocultado por directivos de la Federación Mexicana de Futbol.

En zona de vestidores, al momento de recabar las alineaciones de ambos cuadros, cerca del vestuario del Pachuca, el nazareno de tez morena escuchó expresiones de varios jugadores de los Tuzos, quienes literalmente imitaban el sonido de simios, en claro son de burla hacia el cuarto árbitro, nacido en Acapulco, Guerrero.

“Es en verdad muy lamentable porque el joven al dirigirse al vestidor recibe una serie de situaciones racistas por parte de los jugadores del Pachuca, que hicieron el sonido de un mono, y es una falta de respeto total hacia un joven árbitro con un futuro muy importante”, confirmó el exárbitro Felipe Ramos Rizo, colaborador del diario de circulación nacional, Récord.

Según ESPN, vía telefónica, el árbitro Maganda Villalba aseguró no poder hablar, no obstante que se le preguntó si era cierta la versión que circulaba de un “mal comportamiento” de jugadores del Pachuca en los vestidores del equipo, previo al cotejo frente a los Potros.  La Comisión de Arbitraje de la Federación Mexicana de futbol abrió una investigación contra jugadores del Pachuca por “mal comportamiento”.

De inmediato, Adalid Maganda le comunicó los insultos racistas al árbitro central de ese partido, Uriel Olvera, “pero al reportarlo a los altos mandos de la Comisión de Arbitraje, éstos decidieron darle vuelta a la página y no hacer pública la situación, mucho menos afectar a la directiva de los Tuzos y a sus futbolistas”,
según Ramos Rizo.

“Lo más lamentable es que los obliguen a no reportarlo y que el joven Adalid tenga la instrucción de no hablar, de quedarse callado y de que todo esto se quede oculto para no afectar a los que dirigen al arbitraje, al equipo. Es un ser humano que requiere el apoyo de la Asociación de Árbitros, la Comisión y la propia Federación y me parece absurdo que soliciten total silencio a los árbitros, que no hablen de este tema y hayan omitido esto en la cédula. Esas llamadas telefónicas que se dan en el arbitraje mexicano, hizo que se omitiera este hecho”, denunció el exsilbante, quien es analista en ese diario.

Comparte la nota

Publica un comentario