IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 27 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Con imagen maltrecha, Boca aguarda sanciones

15 de mayo, 2015

admin/La Voz de Michoacán

boca

Con la imagen maltrecha, su estadio más emblemático clausurado y mientras la Conmebol contempla sanciones, el fútbol y la sociedad argentina se miran al espejo después de las inéditas agresiones a jugadores de River Plate en el superclásico ante Boca Juniors.

El organismo rector del fútbol sudamericano abrió el viernes un expediente disciplinario contra Boca, que tiene hasta el sábado para presentar su descarga por los incidentes de violencia contra River en su estadio La Bombonera en un partido por los octavos de final de la Copa Libertadores.

En anticipación de una posible sanción ejemplar y en medio de una condena generalizada para su club, el presidente de Boca Daniel Angelici dijo que “se aceptará lo que decida la Conmebol”. La confederación sudamericana podría dar por terminado el encuentro, que estaba 0-0, y otorgar a River la victoria y el boleto a cuartos de final.

La Bombonera, uno de los símbolos del fútbol argentino, quedó clausurada como escena de un delito mientras las autoridades investigan las agresiones que dieron la vuelta al mundo y dejaron conmocionado al país.

Cuatro jugadores de River fueron rociados con un líquido irritante adentro del túnel inflable cuando entraban al campo de juego para el segundo tiempo, y luego los planteles quedaron varados en la cancha mientras eran amedrentados por una turba descontrolada en las gradas.

“Me llena de angustia, de dolor, no sólo por la imagen del club sino por el fútbol argentino, que hoy se está hablando en todas las regiones”, lamentó Angelici. “Se habla mucho durante 15 días de Boca, de River, pareciera que fuese una batalla y eso va cargando de emociones y a veces cometemos errores los dirigentes, cuerpo técnico, empleados, hinchas”.

Fue uno de los mayores escándalos en la centenaria historia del clásico Boca-River, el duelo más importante del fútbol latinoamericano y que supera a un Real Madrid-Barcelona o Inter-Milan por la animosidad y división que provoca. El incidente cobró mayor relieve por ocurrir en el torneo de clubes más importante de América, y porque fue visto en directo por millones de televidentes alrededor del planeta.

En otros tiempos, River se deleitó con Alfredo Di Stéfano y Boca con Diego Maradona, cuando la violencia en el fútbol argentino distaba de tener esta magnitud.

“Yo no recuerdo que haya pasado algo así en mucho tiempo”, dijo al canal Todo Noticias de Argentina el vicepresidente de la Conmebol, Wilmar Valdez. “Yo creo que una vez presentados los descargos, la comisión disciplinaria va a actuar rápidamente”.

La crudeza de las imágenes de los jugadores secuestrados en el medio de la cancha, mientras eran insultados por hinchas que lanzaban botellas y sin que la policía interviniese por más de dos horas, sacudió a una sociedad argentina acostumbrada a la violencia en su deporte nacional. Las redes sociales estallaron con mensajes de todos los sectores expresando repudio a los incidentes, con el hashtag #SuperVerguenza como el más popular en el país.

River se puso en marcha con todo en su reclamo para que le otorguen el triunfo, a tal punto que “el abogado del club y el jefe de seguridad viajaron a Paraguay (sede de la Conmebol) con videos, documentación y pruebas”, dijo el dirigente del club Norberto Alvarez.

“Fue un bochorno, hasta (el técnico de Boca) Rodolfo Arruabarrena aplaudía los cantos de la gente contra nosotros”, declaró Alvarez a TyC. Arruabarrena habló luego pero no se refirió a ese episodio, y entre otras cosas dijo que “en el campo de juego hubo mucha confusión”.

Según se pudo ver en imágenes de televisión, una persona rasgó el túnel inflable y se cree que roció el líquido sobre los jugadores de River. Después de unas dos horas en la cancha, los futbolistas de River finalmente salieron cobijados por un túnel de escudos de la policía y bajo una lluvia de botellas. Algunos jugadores de Boca, entre ellos el arquero Agustín Orión, saludaron a los revoltosos al irse a los camerinos.

 

Comparte la nota

Publica un comentario