IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 18 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Foto: Agencias. La policía suiza hizo las detenciones en el lujoso hotel de Baur au Lac, en el centro de Zúrich.

Detienen a presidentes de CONCACAF

3 de diciembre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

El presidente de la Conmebol, Juan Angel Napout, y el líder de la CONCACAF, Alfredo Hawit, fueron detenidos el jueves a instancias de las autoridades estadounidenses, indicó el Ministerio suizo de Justicia, como parte de la creciente investigación sobre sobornos en el fútbol.

El ministerio dijo que ambos se opusieron a su extradición a Estados Unidos en una audiencia policial.

La policía suiza hizo las detenciones en el lujoso hotel de Baur au Lac, en el centro de Zúrich, donde se produjeron allanamientos el 27 de mayo que desencadenaron la crisis de corrupción de la FIFA.

“De acuerdo con las solicitudes de arrestos de Estados Unidos, se sospecha que aceptaron sobornos por millones de dólares”, indicó el ministerio suizo. “Algunos de los delitos se pactaron y ejecutaron en Estados Unidos. Los pagos también fueron procesados a través de bancos estadounidenses”.

Los sobornos están relacionados con los derechos comerciales de la Copa América, incluyendo la edición especial de 2016 que se disputará en Estados Unidos, y partidos por las eliminatorias de la Copa del Mundo.

El paraguayo Napout es el presidente de la Confederación Sudamericana (Conmebol), y Hawit preside el organismo regional de Norte, Centroamérica y el Caribe, conocido como CONCACAF.

Tres presidentes o ex presidentes de cada organismo han sido acusados y arrestados por el caso de corrupción: en la Conmebol, el predecesor inmediato de Napout, el uruguayo Eugenio Figueredo, está detenido en Suiza donde disputa su orden de extradición, y el antecesor de Figueredo, el paraguayo Nicolás Leoz, está bajo arresto domiciliario en su país, donde también batalla contra una orden de extradición de Estados Unidos.

Uno de los vicepresidentes del organismo, el uruguayo Wilmer Valdez, asumirá el mando de la Conmebol, que queda sumida en una severa crisis de liderazgo.

“En estos momentos existe confusión sobre la administración de la institución”, dijo a la AP un funcionario de la Conmebol, que pidió no ser identificado por no estar autorizado a hablar al respecto. “Existen compromisos financieros que deben ser cumplidos”.

En la CONCACAF, el predecesor de Hawit, Jeffrey Webb, ya fue extraditado de Suiza a Estados Unidos, mientras que el ex presidente Jack Warner encara una orden de extradición en su país natal Trinidad y Tobago.

“La CONCACAF sigue cooperando por completo con todas las autoridades gubernamentales en sus investigaciones”, dijo el organismo con sede en Miami.

Se trata de un nuevo golpe del Departamento de Justicia de Estados Unidos contra el corazón de la FIFA. Las detenciones se hicieron antes de la reunión del comité ejecutivo en la que se esperaba aprobar amplias reformas para ayudar a combatir la corrupción.

Estas reformas fueron motivadas por las acusaciones de mayo, que también provocaron la decisión del presidente Joseph Blatter de dejar el cargo en febrero.

“Estos sucesos destacan la necesidad de establecer hoy un programa completo de reformas para la FIFA”, dijo el presidente interino Issa Hayatou, quien reemplazó a Blatter cuando el suizo fue suspendido por 90 días en octubre por una investigación de ética de la FIFA por un pago sospechoso a Michel Platini.

Fernando Sarney, miembro brasileño del comité ejecutivo, dijo que los arrestos manchan lo que se suponía fuese un día de cambios para el organismo.

Entre los cambios que recibieron respaldo el jueves, están las propuestas para que el comité ejecutivo ya no tome todas las decisiones, y que en cambio se llame Consejo de la FIFA, con más miembros hombres y mujeres. Además, los próximos presidentes y miembros del consejo tendrán límites de 12 años en sus mandatos. Las 209 federaciones de la FIFA tienen que aprobar los cambios el 26 de febrero, en el mismo congreso en el que se elegirá al sucesor de Blatter.

“Fue como si alguien hubiese muerto, así era el ambiente en la reunión”, dijo Sarney. “Todos estaban sorprendidos, la sensación de que ‘está pasando de nuevo’, como si fuese algo personal”.

El 27 de mayo, el Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó cargos contra otros dos vicepresidentes de la FIFA, Figueredo y Webb, entre los 14 ejecutivos de fútbol y marketing deportivo relacionados con el pago de sobornos por decenas de millones de dólares para la Copa América y otros torneos regionales en América del Sur y Central. Otros cuatro hombres admitieron su culpabilidad.

Las detenciones del jueves siguieron a un aumento de actividad en el caso de sobornos de la FIFA en las últimas semanas, que se ha centrado en federaciones sudamericanas.

El colombiano Luis Bedoya, miembro del comité ejecutivo de la FIFA, renunció a la presidencia de la federación de su país el mes pasado. La fiscalía colombiana dijo estar investigando las transacciones financieras de Bedoya y solicitó información a las autoridades estadounidenses.

También el presidente de la federación chilena y vicepresidente de la Conmebol, Sergio Jadue, dimitió el mes pasado y viajó a Miami, entre noticias en los medios sobre que estaba cooperando con los investigadores estadounidenses.

Los documentos judiciales publicados en mayo señalan que la compañía de marketing deportivo Datis pagaría sobornos de 1,5 millones de dólares a cada uno de los presidentes de las 10 federaciones sudamericanas a cambio de los derechos de cuatro ediciones de la Copa América entre 2015 y 2023, incluyendo la especial Centenario de 2016.

Los últimos seis meses han sido los más convulsos de los 17 años de Blatter como presidente de la FIFA.

El ejecutivo suizo fue reelegido como presidente el 29 de mayo, tres días después de que una redada en Zúrich de la policía suiza terminara con siete altos cargos detenidos y la apertura de procesos penales relacionados con una “sistemática y arraigada” corrupción en el fútbol.

Como resultado de la investigación, Blatter, y Platini, responsable de la UEFA, cumplen sanciones de 90 días en medio de investigaciones de ética en la entidad sobre un pago de 2 millones de dólares de dinero de la FIFA a Platini aprobado por Blatter en 2011 en concepto de salarios adeudados.

Ambos afrontan la posibilidad de sanciones vitalicias en una vista de ética prevista para el mes que viene.

Comparte la nota

Publica un comentario