IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 6 de diciembre de 2016
Morelia
Compra
Venta
USD

20.05

20.80

Foto: Agencias. La construcción del estadio en San Petersburgo comenzó hace casi una década.

Exfuncionario ruso es acusado de sobornos, rumbo al Mundial 2018

16 de noviembre, 2016

AP/La Voz de Michoacán

Moscú.- Investigadores rusos han acusado a un exvicegobernador de San Petersburgo de sobornos en relación con la construcción de un estadio que será una de las sedes del Mundial 2018.

El Comité Investigador dijo en un comunicado el miércoles que Marat Oganesyan, el vicegobernador de la ciudad en 2013-2015, fue arrestado bajo sospecha de malversar 50 millones de rublos (777.000 dólares) en un contrato para instalar pantallas gigantes en el estadio. Pero esto podría ser parte de un caso de corrupción mucho mayor.

Los investigadores dijeron que Oganesyan dispuso que un subcontratista allegado a él ganara la licitación y desvió el dinero a través de empresas fantasma. Solicitaron a una corte local que mantenga a Oganesyan en la cárcel durante la investigación, añadieron.

También se investiga a un funcionario municipal de San Petersburgo y tres empleados del subcontratista en relación con el estadio con capacidad para 69.000 personas, llamado provisionalmente Arena Zenit.

El actual vicegobernador Igor Albin tuiteó que “la suma total de los perjuicios al estadio… supera 700 millones de rublos (10,7 millones de dólares)”, citando pruebas presentadas al departamento de construcciones municipal.

“Ningún suceso externo afectará ya la construcción de la Arena Zenit; el presupuesto para la construcción está equilibrado y se ha comprado todo lo necesario”, añadió Albin.

El anuncio del miércoles coincidió con una ola de arrestos e investigaciones por corrupción. El lunes fue arrestado el ministro de Desarrollo Económico Alexei Ulyukayev debido a un presunto soborno de 2 millones de dólares, y el miércoles se informó de investigaciones en una firma tecnológica estatal y un fabricante de helicópteros.

La construcción del estadio en San Petersburgo comenzó hace casi una década, y el primer ministro Dmitry Medvedev lo ha calificado públicamente de “desgracia”. El estadio, donde se jugará una de las semifinales del Mundial 2018, costará según las previsiones 600 millones de dólares. Antes de la caída del rublo en 2014 debido a sanciones internacionales y el derrumbe de los precios del petróleo, el mismo presupuesto en rublos superaba los 1.000 millones de dólares, uno de los estadios de fútbol más costosos de la historia.

La FIFA cuenta con la entrega del estadio en diciembre para ser sede de la Copa Confederaciones el año próximo.

Varios trabajadores han muerto en accidentes de construcción, tres de ellos en los últimos 12 meses

Comparte la nota

Publica un comentario