IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 29 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Foto: Internet. FIFA rinde tributo a Cruyff, “el gran maestro holandés”

FIFA rinde tributo a Johan Cruyff, “el gran maestro holandés”

24 de marzo, 2016

admin/La Voz de Michoacán

Ciudad de México.- La Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA) recordó a Johan Cruyff, fallecido este jueves a los 68 años víctima de cáncer, con un artículo titulado “El memoria del gran maestro holandés”.
La FIFA publicó en su página de internet: “Muy pocos jugadores pueden equipararse a figuras como Pelé, Beckenbauer o Maradona. Y aunque nunca ganó un título internacional con su selección nacional y sólo participó en una Copa Mundial de la FIFA, Johan Cruyff fue uno de ellos. Fue tal el talento natural que desplegó, que el maestro holandés permanecerá en la historia del fútbol como uno de los más grandes futbolistas de todos los tiempos”.

Tristemente, el jueves 24 de marzo, tras una dura lucha contra el cáncer, el genio holandés fallecía a los 68 años en Barcelona rodeado de su familia, agregó la publicación.
“Fue un símbolo del juego elegante. Una inspiración. Motivo de admiración para muchos fans. Marcó la historia del fútbol para siempre. Estoy muy triste por su muerte. Se le echará muchísimo de menos. En mi nombre, en nombre de la FIFA y de toda la comunidad del mundo del fútbol, me gustaría hacer llegar las más sinceras condolencias a su familia y amigos”, dijo Gianni Infantino, presidente del organismo, en palabras que reprodujo el sitio electrónico.

La FIFA recordó que Cruyff se crió a la sombra del estadio y del campo de entrenamiento del Ajax de Amsterdam, donde trabajaba su madre, en el servicio de lavandería y limpieza. Su padre murió de un ataque al corazón cuando Johan tenía 12 años. “Desde muy temprana edad, el joven Cruyff puso su mira en un solo objetivo: convertirse en futbolista profesional. Comenzó a entrenarse formalmente cuando tenía siete años y, para horror de su madre, dejó los estudios a los 13 para concentrarse exclusivamente en el deporte”.

El legendario entrenador Rinus Michel le echó el ojo al flaco futbolista que tanto prometía y preparó un programa de ejercicio físico, concebido especialmente para desarrollar su endeble complexión, con el fin de que fuera capaz de soportar los rigores de una carrera profesional. Cruyff irrumpió en el primer equipo del Ajax a los 17 años y, dos años después, en 1966, consiguió el primero de los nueve títulos de la liga holandesa que acabarían pasando por sus manos, evocó la FIFA.
De igual forma, señaló que Cruyff también se hacía notar fuera del terreno de juego. “Demostraba una gran confianza en sí mismo y una gran pasión por defender sus propias convicciones, hasta el punto de que no se mordía la lengua ni para evitar hacerse enemigos”.
Esta forma de ser no siempre le ha favorecido; por ejemplo, perdió el brazalete de capitán del Ajax en una votación de sus compañeros de equipo en 1973. Además, se han aireado acusaciones de arrogancia a partir de citas entresacadas de las entrevistas que concedía: “No creo que llegue el día en el que se mencione el nombre de Cruyff y la gente no sepa de lo que se está hablando”; o bien: “Antes de cometer un error, no cometo ese error”, fueron algunas de esas frases acreditadas a Johan.

Su paso por la “Naranja Mecánica”
Para ser uno de los jugadores más grandes de todos los tiempos, la FIFA recordó que la carrera internacional de Cruyff fue relativamente corta. “Hizo su debut con la selección holandesa en septiembre de 1966, en un partido contra Hungría y, en total, vistió la camiseta del equipo 48 veces antes de retirarse en 1977. Su última hazaña como internacional fue contribuir a la clasificación de Holanda para la Copa Mundial de 1978 en Argentina, aunque ya entonces sólo jugaba los partidos más importantes”.

Los holandeses encandilaron al mundo con su fútbol total, un estilo de juego que el propio Cruyff encarnaba. Aunque en la alineación aparecía como delantero centro, merodeaba por todo el campo y surgía allí donde podía hacerle más daño al rival. Los demás jugadores se adaptaban con flexibilidad a su rotación, intercambiando posiciones con frecuencia, de modo que las funciones tácticas del equipo siempre se cumplían, pero no siempre por la misma persona. Se trataba de una concepción revolucionaria que cautivó al mundo entero, detalló el máximo organismo del futbol internacional.

Después de Holanda
En el fútbol de clubes, Cruyff continuó sobresaliendo. Entre 1971 y 1973, ganó tres veces consecutivas la Copa de Europa con el Ajax de Amsterdam. En 1973, se fue a España a jugar en el FC Barcelona y conquistó el título de liga en su primera temporada con los azulgranas, remembró la publicación de la FIFA.

Cruyff anunció su retirada en 1978, pero volvió a pisar los terrenos de juego en mayo de 1979, concretamente en Estados Unidos, donde pasó un par de temporadas antes de regresar a España para una estancia muy breve en el Levante, un equipo de segunda división. En 1981 regresó al Ajax para poner el broche de oro a su carrera en su propio país y ganó la liga y la Copa de Holanda con el club en el que había debutado como profesional.

En 1983, se marchó al Feyenoord, el acérrimo rival del Ajax, con el que también consiguió el doblete. Con 30 años cumplidos, Cruyff sorprendió a todos desplegando lo que algunos estimaron como el mejor fútbol de su vida, y fue elegido el mejor futbolista de los Países Bajos en 1983 y 1984. El más grande jugador holandés de todos los tiempos colgó definitivamente las botas en 1984.

Sobre la leyenda
* Cuando los números de las camisetas de los titulares iban siempre del uno al once, Cruyff rompió la norma al vestir el 14 a partir de 1970.
* Los 9 de Cruyff en el Ajax acabaron en septiembre de 1973. El Barcelona lo fichó por un millón de dólares, lo que fue considerado un récord para la época.
Fuente: FIFA

Comparte la nota

Publica un comentario