La selección inglesa remontó un marcador adverso ante Noruega y se impuso 2-1 para clasificar a los cuartos de final de la Copa Mundial Femenino de la FIFA Canadá 2015. El partido se disputó en el estadio Lansdowne de Ottawa.

El calor imperante volvió lento el desarrollo del partido, que presentó a dos equipos muy disciplinados tácticamente. Pocas ocasiones de relevancia en la primera mitad. Destacó la acción de la portera Karen Bardsley, que salió bien a bloquear una llegada en solitario de Isabell Herlovsen (12’). Luego tuvo que intervenir en otras dos acciones de Lene Mykjaland, con un centro chut desde la derecha, y otra de Ada Hegerberg que robó un balón muy cerca del arco.

Tras el descanso, llegaron los goles. Primero golpearon las noruegas en un tiro de esquina que Solveig Gulbrandsen cabeceó de espaldas en el primer palo (1-0, 54’). Replicaron las inglesas. Esta vez el córner llegó desde la derecha y la que ganó en las alturas fue Steph Houghton (1-1, 61’).

El partido ganó en velocidad y ambos equipos buscaron con más ganas la portería. El juego más vertical le rindió a las inglesas, que tras una buena combinación a tres bandas por la derecha, lograron desequilibrar el marcador con un tremendo disparo desde 20 metros de Lucy Bronze (1-2, 76’).

Ingrid Hjelmseth evitó lo que pudo haber sido el tercer tanto con una gran estirada para desviar el potente tiro de Kare Carney en el 80’, y sus compañeras se lanzaron arriba con más determinación que puntería. No les alcanzaría. El festejo quedó para las inglesas, que se enfrentarán en cuartos de final a Canadá el próximo 27 de junio en Vancouver.