IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 26 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Foto: Record. La contienda entre los enmascarados fue la estelar en la Arena Ciudad de México, con emociones por momentos y abucheos.

Rey Mysterio se apodera la Triplemanía XXIII

9 de agosto, 2015

admin/La Voz de Michoacán

La lucha de ensueño entre Rey Mysterio y Myzteziz se definió a favor del primero con la llave de los grandes triunfos de su rival, la “mística”, en la Triplemanía XXIII, donde El Patrón Alberto dejó sin cabellera a Brian Cage.

La contienda entre los enmascarados fue la estelar en la Arena Ciudad de México, con emociones por momentos y abucheos también para ambos, quienes realizaron arriesgados movimientos, como una caída sobre una mesa afuera del ring.

Azotones propinó el “Príncipe de plata y oro” a su rival, además de aplicarle la “619”, lo que también hizo el “amo” de esa llave, antes de terminar con la “mística”, “sopa de su propio chocolate” que no resistió Myzteziz, quien sacó su lado rudo.

“La Sociedad” llegó al final para vapulear a ambos gladiadores, y aunque Rey defendió a Myzteziz y quiso arreglar las cosas entre ambos, éste agredió a su rival, a quien retó primero a un mano a mano en superlibre y después por las máscaras.

Konan invitó a Myzteziz a “La Sociedad” y le recordó que algún día tendría que sacar su lado oscuro, pero el enmascarado lo rechazó, mientras Pentagón Jr. y Averno seguían vapuleando a Mysterio, quien sufrió una de las peores palizas de su carrera y debió irse en camilla.

Mientras, en la contienda de cabelleras entre El Patrón Alberto y Brian Cage, el primero defendió el nombre de México para imponerse ante miles de personas que lo alentaron de principio a fin para cobrarse todas las humillaciones recibidas.

Cage arremetió con sillazos y charolazos, apoyado por su second Hijo del Fantasma y el réferi Hijo del Tirantes, pero El Patrón reaccionó y con su castigo predilecto, la “rompe destinos”, lastimó uno de los brazos de su rival, quien no resistió y tuvo que rendirse.

No conforme con el triunfo, el mexicano le aplicó una desnucadora y lo dejó tendido sobre la lona, cubierto con la bandera de México, para beneplácito de quienes lo apoyaron durante su contienda.

Comparte la nota

Publica un comentario