IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 20 de julio de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

16.35

17.85

Foto: Internet. Hay varios puntos de los que debes "tomar nota" antes de pedir un préstamo.

Consejos antes de pedir un préstamo

23 de junio, 2017

Redacción web/La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. Tarde o temprano, ya sea por la compra de una vivienda, de un coche, de un electrodoméstico o de una deuda, entre otras cosas, toca acercarse al banco de confianza y pedir información acerca de los préstamos. Seguir algunos consejos antes de dar el paso te ayudará a no cometer errores muy comunes

Si bien es cierto que la situación económica a nivel mundial ha provocado que muchas personas busquen el mínimo endeudamiento debido a las dificultades económicas y demás, lo que también es innegable es que para ciertos artículos o productos es en ocasiones obligado pedir un préstamo. Existen diferentes razones: entre quienes prefieren pagar poco a poco y mantener sus ahorros en el banco hasta aquellos que al no disponer de ellos prefieren solicitárselos a una entidad financiera. En este sentido, los préstamos online en México son muy frecuentes en familias y jóvenes que buscan financiar un apartamento o un carro y que encuentran en los préstamos online una buena opción para hacer frente a esos gastos. Solicitar préstamos personales está al alcance de cualquier persona que, eso sí, cumpla con algunas condiciones. En este caso, comparar entre los distintos prestamistas puede significar un importante ahorro y algunas ventajas.

Préstamos para pagar deudas

Pero, ¿sabes para qué piden los mexicanos préstamos? Pues por paradójico que suene, el 63% de la población que los solicita lo hace para pagar otros préstamos o deudas. Así es, pedir un préstamo para hacer frente a una deuda supera con creces al resto de opciones, como puede ser la compra de un automóvil, comprar una casa o hacer reformas en el hogar, pagarse los estudios o pedir un crédito para las vacaciones. Por ello, para que dentro de un tiempo no te veas en la tesitura de pedir un préstamo para hacer frente al anterior, hay que tener en consideración algunas cosas importantes. Hay que recordar que las entidades financieras suelen demandar varios requisitos a los solicitantes, como avales para aceptar sus préstamos. Para tener que evitar buscar un aval en un futuro y todo el papeleo y gestiones que conlleva pedir un crédito, hay que ser responsable con las decisiones que uno toma.

Antes de dar el paso, se trata de analizar concienzudamente qué cantidad vas a necesitar para hacer frente al gasto que está en camino. Como es lógico, no es lo mismo pedir un préstamo para comprar un vehículo que solicitar alguno de los préstamos rápidos online que pueden encontrarse en la red para, por ejemplo, cambiar de televisor. Hace unos años, las entidades invitaban a sus clientes a aumentar la cifra del préstamo no solo para comprar el coche, sino para otras necesidades que en muchos casos no existían. Solicitar un préstamo únicamente con la cantidad que se necesita es muy importante a la hora de solicitar créditos rápidos para que la deuda no se convierta en insostenible y el arrepentimiento haga acto de presencia con el tiempo por no leer la letra pequeña, esa que tantos dolores de cabeza ha dado. Los préstamos rápidos son una buena solución, sin duda, pero siempre tirando de sentido común.

Comparar entre distintas entidades financieras

Antes de firmar un contrato que nos proporcione el préstamo solicitado deberás tener claro algunos aspectos como el tiempo de reembolso, es decir, en el plazo en el que vas a devolverlo; y el tipo de interés, que aumenta cuanto mayor sea el número de meses o años en los que se piensa devolver el crédito. También es un factor determinante y que puede suponer un ahorro el coste de las comisiones por abrir el crédito personal en una u otra financiera o el coste por cancelarlo. Condiciones que pueden verse alteradas y de las que hay que tener constancia antes de dar el paso. Para ello utilizar un comparador online de los que se encuentran en internet puede servirnos para hacernos a la idea de los pros y los contras de los bancos, si bien en algunos casos es sólo una estimación.

Disponer de ese dinero extra para hacer frente a un pago puntual o para comprar algo en concreto no debe de salirte por un ojo de la cara. Trata de devolverlo con la mayor brevedad posible y dentro de tus posibilidades para evitar en un futuro que te suceda como a la gran mayoría de mexicanos que solicita un crédito: pedir un préstamo para hacer frente a una deuda. Dicho esto, leer y prestar atención al contrato con todas y cada de sus cláusulas y no pedir más de un préstamo a distintas entidades financieras para evitar vivir pagando deudas será suficiente para no pasar agobios en el futuro. Elige la que menos intereses se lleve, la que más se adapte a tu economía y a fin de cuentas, la que mejores condiciones te ofrezca.

Comparte la nota

Publica un comentario