IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 28 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Foto: Agencias. Esta fundación, la primera de su tipo en México, también tiene entre sus objetivos evitar el mercado negro de ataúdes.

Gayosso crea la primera fundación funeraria en el país

3 de julio, 2016

Notimex/La Voz de Michoacán

Ciudad de México.- Grupo Gayosso inauguró la primera fundación funeraria en México denominada Tiempo y Vida, con el fin de asistir a las personas en su duelo, apoyar a familias con pacientes en fase terminal y regular el mercado de donación de ataúdes en el país, anunció su director general, Carlos Lukac.

De esta forma, dijo, Grupo Gayosso refrenda su liderazgo en materia de innovación para el sector en México, donde es considerada como la principal agencia funeraria con presencia nacional y una de las más grandes a nivel mundial.

Lukac destacó en entrevista que la empresa ofrece niveles de calidad en servicio superiores al 90 por ciento de acuerdo con encuestas de salida que lleva a cabo para detectar las áreas donde la gente quiere mejoras.

Mediante el uso de tecnología y otros ordenamientos, la empresa con 141 años de existencia, esta transformando al sector funerario con nuevos servicios que ahora incluyen sesiones de tanatología para apoyar a superar el duelo a las familias en la despedida de un ser querido, indicó.

Esta asistencia se está fortaleciendo a través de la nueva Fundación Tiempo y Vida, que además ofrecerá orientación y apoyo en cuidados paliativos en hospitales públicos y privados dirigidos a enfermeras, trabajadores sociales y médicos de pacientes con enfermedades crónico degenerativas.

También prevé la asistencia emocional incluso en sus hogares, a familiares con pacientes en fase terminal, anotó.

Esta fundación, la primera de su tipo en México, también tiene entre sus objetivos evitar el mercado negro de ataúdes, el cual ha estado en crecimiento sobre todo en las principales ciudades del país donde predomina la cremación en más del 80 por ciento de los servicios.

Carlos Lukac destacó que algunas funerarias que describió como “cajoneras”, llegan a reutilizar los ataúdes sin tener ningún cuidado en materia sanitaria y de otro tipo y los revenden como si fueran nuevos.

Para evitar esto, se enseñara de forma gratuita los procesos de destrucción de un ataúd, o dado el caso, el reciclaje profesional del mismo.

Puso como ejemplo que hay ataúdes de precios por arriba de 150 mil pesos o más que se utilizaron en la velación, pero quedaron libres debido a que los familiares optaron por cremar a su ser querido.

En esos casos, se preguntará por escrito si la familia quiere donar su ataúd. En caso afirmativo, se renovarían todos los componentes del mismo como forros, almohadas y telas, para que se done, por ejemplo, a una Iglesia donde el sacerdote haya fallecido.

La nueva fundación viene a ser un punto de inflexión para el sector funerario, donde ahora se va mas allá de sólo dar un lugar para velar a un ser querido, sino que la asistencia a las familias se ha vuelto integral, finalizó.

Comparte la nota

Publica un comentario