IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 18 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Foto: Internet. En Venezuela el kilo de arroz se ubica en los 36 pesos.

Preocupa en Venezuela la escasez de arroz

22 de mayo, 2016

Notimex/La Voz de Michoacán

Caracas.- En Venezuela, la escasez de arroz se ha convertido en una situación crítica y las amas de casa deben pagar en el mercado negro hasta dos mil bolívares (casi dos dólares) por un kilo del producto, denunció una dirigente comunitaria.

El arroz es uno de los productos de consumo masivo que escasea en los mercados venezolanos, junto con la harina de maíz, mientras los consumidores tienen que hacer magia para conseguir el popular cereal.

“En los mercados del gobierno nunca hay arroz, sin embargo los revendedores del cereal sí lo tienen, pero a precios exorbitantes”, precisó Angélica Pinto, presidenta del Consejo Comunal de la populosa parroquia Sucre, en el oeste de Caracas.

En diálogo con Notimex señaló que los “bachaqueros”, como se conocen a los revendedores, venden el producto subsidiado por el gobierno a precios tan elevados que la población dejó de consumirlo y que “hoy el pabellón criollo, plato típico venezolano a base de arroz y caraotas, forma parte del pasado”.

Manuel Contreras, presidente de la Asociación de Productores de Arroz del Estado Portuguesa (APAP), responsabilizó de la escasez de arroz al gobierno nacional, quien prefiere importar el producto, en lugar de fomentar la producción nacional.

“El gobierno importa arroz hasta de Vietnam, pero luego no se sabe qué se hace el cereal al llegar a Venezuela. Hay quienes denunciaron la existencia de una red, controlada por asiáticos que acapara el producto en complicidad con agentes del gobierno”, afirmó.

Contreras refirió que ni siquiera en los mercados oficiales hay arroz, y que a pesar de que el Estado es responsable de atender un 33 por ciento de la demanda local, no cumple con su cuota porque nadie siembra el grano y las plantas procesadoras fueron abandonadas.

Explicó que el gobierno tejió su sistema agroindustrial como una “alternativa” para la producción y distribución de alimentos, sin depender del sector privado, “sin embargo, es poca la información que se tiene sobre la operatividad de las industrias estatales”.

Agregó que a través de esa infraestructura, forjada mediante expropiaciones, el Estado se comprometió a producir cantidades suficientes de harina de maíz, azúcar, arroz, café y leche, paradójicamente los productos que más escasean en el mercado.

Resaltó que luego de la expropiación de la planta de arroz de Cargill de Venezuela (2009) nació la empresa mixta Arroz del Alba, la cual sería modificada técnicamente para incrementar la producción de arroz blanco, que es el de mayor demanda nacional.

“No obstante y a duras penas esta planta sigue produciendo arroz tipo parboil y es poco lo que aporta al abastecimiento del mercado interno, por otra parte las pocas toneladas de arroz que llegan del exterior desaparecen como por arte de magia”, precisó.

Los productores señalan que hasta hace pocos años la producción nacional dejaba parte del excedente para la exportación.

Comparte la nota

Publica un comentario