IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 20 de julio de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

16.35

17.85

Foto: Agencias. Lo anterior ha traído como consecuencia que el ingreso familiar ya no alcance a comprar la misma cantidad.

¿Qué hacer frente al alza de precios?

22 de junio, 2017

El Universal/La Voz de Michoacán

Ciudad de México. La inflación general en México ha venido aumentando en lo que va el presente año, producto en parte, al incremento en los precios de productos básicos como las gasolinas, así como a la depreciación del peso frente al dólar, cuyo costo se ha venido transfiriendo a los precios de varios bienes y servicios.

Lo anterior ha traído como consecuencia que el ingreso familiar ya no alcance a comprar la misma cantidad y calidad de productos que se adquirían anteriormente. Es decir, la capacidad de compra de los consumidores tiende a disminuir en la medida que el alza general de los precios supera los incrementos salariales, si es que los hay.

Tomando en cuenta lo anterior, las familias y los consumidores deberán ser más cuidadosos sobre el destino de sus ingresos, a través de una planeación de sus gastos, de tal forma que le permita obtener un maximizar el beneficio de sus compras.
Por ejemplo, posponiendo o eliminando el consumo de bienes y servicios que en este momento no necesite o considere superfluos.

También hay que evaluar que productos de consumo cotidiano pueden ser sustituidos por otros bienes o servicios más económicos, pero que ofrezcan un beneficio similar. Por ejemplo, ver que otras marcas o presentaciones pueden ser más baratas.

Hay que aprovechar las ofertas que ofrecen los comercios, teniendo cuidado de que realmente signifique un beneficio para el consumidor. En muchas ocasiones las ofertas de “dos por uno”, hacen que el consumidor compre más, sin que realmente lo necesite.

También sube el costo del dinero
Adicional a lo anterior, el costo de los créditos también ha aumentado en el país. El Banco de México ha venido incrementando la tasa de interés de referencia, con la cual los bancos definen las tasas que cobraran por los financiamientos vía tarjetas de crédito o nómina, así como para la adquisición de un automóvil o una casa.

En este contexto, se recomienda reducir el uso de la tarjeta de crédito o en el mejor de los casos pagar a tiempo la tarjeta, de tal forma que evite tener que pagar intereses.

Si usted ya tiene un financiamiento bancario hipotecario o automotriz que está pagando a plazos, es importante revisar si la tasa que le están cobrando es fija o variable, ya que si es variable deberá tomar en cuenta que el costo de su financiamiento tenderá a aumentar.

Pero no todo es negativo, el aumento de tasas puede beneficiar a los ahorradores, en la medida que los intereses que recibe por sus depósitos también tenderán a aumentar, dependiendo del instrumento de ahorro o inversión en los que tiene sus recursos.

Los tiempos actuales de mayor inflación y tasas de interés al alza, son tiempos para cuidar la economía familiar, informándonos lo mejor posible y poniendo más atención en nuestras decisiones de gasto, crédito y ahorro.

Comparte la nota

Publica un comentario