IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 16 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

20.29

21.48

Foto: always magazine. En total fueron 15 víctimas.

Alejandro Sanz podría ser víctima de una estafa

18 de octubre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

El nombre del cantante español Alejandro Sanz fue mencionado entre las personas afectadas por una supuesta estafa orquestada por Julio y Maite Torres, hermanos de Joaquín Torres, conocido como el “arquitecto de los famosos” en España.

Según información publicada por el periódico “El Mundo”, el 29 de julio de 2010 Alejandro Sanz, Cristina Tárrega, Carlos Sainz, Fernando Hierro, Víctor Valdés y Francisco Javier Cavero de Carondelet y Christou -VII duque de Bailén-, así como otros empresarios, se convirtieron en socios inversores de la empresa energética New Meloil.

En total fueron 15 víctimas y cada una aportó ante notario unos 500 mil euros para ampliar el capital de la empresa y entrar así en el proyecto de construcción de una planta de biodiésel en la localidad de Barajas de Melo (Cuenca). De esa manera, el capital de New Meloil creció en 7.3 millones de euros.
Marcelino Sexmero, magistrado titular en el Juzgado de Instrucción número 4 de Madrid, investiga a los hermanos de Torres por delitos como estafa, apropiación indebida y administración desleal, atendiendo al auto emitido por este juzgado.

Se investiga si Julio Torres obtuvo inversores para la construcción de la planta “mediante la utilización de afirmaciones falsas y engañosas” sobre el sistema kurata (para la obtención de biocombustibles a partir de aceites, biomasa residual, plásticos y cualquier material con carbono e hidrógeno) y después desvió los fondos a empresas familiares.

Uno de los afectados indica en su demanda que cinco años después de recibir los fondos, la planta “está abandonada y sin terminar” y “la maquinaria que se iba a utilizar para permitir la explotación del sistema no consta que se haya adquirido”.
Sanz realizó su inversión a través de su empresa Gazul Producciones y aunque “El Mundo” trató de contactar a todos los afectados, sólo tres respondieron y pidieron el anonimato.

Comparte la nota

Publica un comentario