IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 7 de diciembre de 2016
Morelia
Compra
Venta
USD

20.05

20.80

Famosas con mal carácter

1 de abril, 2015

admin/La Voz de Michoacán

madonnaHace unos días, Jennifer Lopez estuvo en México, la famosa actriz y cantante fue toda sonrisas, amabilidad y buen humor en la conferencia de prensa en la que presentó su línea de moda a precios accesibles, pero quienes la conocen mejor dicen que es una pesadilla trabajar con ella.

La verdad es que caras y sonrisas vemos, mal carácter no sabemos. Son bellas y famosas, la gente las adora por millones, pero ¿qué tal se portan más de cerca?

A pesar de que las famosas pagan -y muy bien- para que agentes y encargados de sus relaciones públicas contengan las historias que reflejan negativamente su personalidad, eventualmente una que otra sale a la luz, y es así como nos podemos enterar de quienes entre ellas no son precisamente unos angelitos y más bien se inclinan hacia la descripción de “diva de alto mantenimiento”.

1) Madonna. La reina del pop nunca ha pretendido ser “una perita en dulce”, es perfeccionista y espera lo mismo de la gente que trabaja con ella. No le importa mucho lo que la gente piense de ella mientras trabajen duro y hagan lo que ella les pide.

La periodista Ginny Dougary del diario “The Times”, la tuvo que entrevistar en alguna ocasión y dijo “Fui a Los Ángeles a entrevistarla, lo primero que hizo fue que canceló la entrevista sin ninguna explicación en el día en que estaba programada, y dos días después, cuando finalmente tuvo lugar, parecía aburrida y sin ningún interés, también fue grosera y no se dirigía a mí, maltrató a su asistente en frente de mí. Llegó el punto en el que pensé que sería preferible dejar a medias la conversación. Fue muy decepcionante, porque yo realmente la admiraba, pero fue una tontería de mi parte, uno no admira a Madonna porque sea linda”. ¿Se imaginan cómo les fue a sus pobres bailarines cuando la tiraron accidentalmente en el escenario hace un mes?

2) Gwyneth Paltrow. Aunque se tenía una imagen generalizada de ella como la de la “rubia buena onda” varias de las historias que han surgido recientemente acerca de ella lo desmienten fervientemente. Uno de los rumores más recurrentes sobre ella que circulan asegura que en el gimnasio solicita que sequen la regadera antes de que ella entre, para que no tenga que pisar el agua “de otra persona”; también se dice que en el set de “Iron Man 2” hizo todo lo que estuvo en su poder para evitar a la también actriz Scarlett Johansson, a tal grado que las dos no cruzaron una sola palabra durante toda la filmación. En una entrevista con el diario “The Guardian” dijo refiriéndose a la actriz Resee Witherspoon: “La ves en películas como ‘Walk the line’ y piensas ‘ Wow, es maravillosa’ y luego las ves en esas comedias románticas y piensas ‘¿Qué hace en esas estúpidas películas?’ pero claro, es por el dinero y el status”. También dijo a la revista “Elle UK” ” Soy como soy, no puedo pretender ser alguien que gana 25 mil dólares (381 mil pesos mexicanos) al año”.

3) Katherine Heigl. Sin duda, la rubia es guapísima, pero eso es lo último que importa a mucha de la gente con la que ha trabajado a quienes ha humillado públicamente sin miramientos, además de ser francamente grosera y hacer demandas imposibles. Esto ha provocado que la actriz que alguna vez tuvo una muy prometedora carrera en Hollywood haya sido reducida a hacer comerciales de medicina para la gripa. Conocida por sus berrinches y diatribas, ha tenido algo qué decir sobre casi toda la gente con la que ha tenido algo qué ver. Se refirió a su película “Ligeramente embarazada” como “sexista”, pero la peor parte la llevaron los escritores de “La anatomía de Grey”, después de que Heigl emitió un comunicado diciendo que no aceptaría una nominación al Emmy debido a “los pésimos argumentos” de los episodios. Alguno de sus colegas en la serie dijeron: “Era un problema con ella todos los días, si no eran cuestiones de guardarropa, era que tardaba horas en salir del trailer, cuestionaba los parlamentos todos los días. Incluso cerrar el trato con ella y Warner fue todo un problema”.

4) Lindsay Lohan. En su última película, “Liz & Dick”, en 2012, en la que interpretó a Elizabeth Taylor causó innumerables problemas, pues llegaba tardísimo al set y cuando finalmente lo hacía, desesperaba a todo el mundo con sus demandas irracionales, pero no fue solamente eso. El productor de la película Larry Thompson, dijo a a E! Entertainment que habían enfrentado “retos muy serios” por trabajar con ella en la película, pues habían tenido que asegurarse contra los eventos más inesperados: “Tuvimos que hacer un contrato con cláusulas como ‘¿qué pasaría si se ve involucrada en un accidente de coche? ¿qué pasaría si viola su libertad condicional y la encarcelan?’. Tratamos de prevenir al máximo cosas que podrían pasar y que, de hecho, pasaron. Producir un filme con Lindsay no es para los débiles de corazón”. Por su parte, su coestrella Grant Bowler dijo al sitio “Celebuzz” “No es nada fácil trabajar con Lindsay, supuso para mí un gran reto. No entiendo porqué la gente piensa que los actores son maravillosas personas cuando no esperan lo mismo, digamos, de un abogado”.

5) Jennifer Lopez. Dicen las malas lenguas que es temible como jefa, que si sus cientos de requisitos no se cumplen al pie de la letra, se pone como loca furiosa. Y debe ser así, porque el sitio “Scene Queens” descubrió que los requisitos para ser su asistente son, entre otros: “Que pueda permanecer tranquila y de buen humor bajo presión y aguantar mucho, debe tener iniciativa para encontrar cosas y solucionar problemas en el extranjero, tiene que estar dispuesta a viajar de improviso y adaptarse a cada ciudad enseguida. El trabajo es de seis días a la semana con un día de descanso, pero es probable que haya semanas y meses en los que no pueda descansar. Debe estar disponible las 24 horas del día, ser organizada y estar siempre lista. Debe también actuar con naturalidad ante personas de muy alto perfil, trabajar bien con pocas horas de sueño y cocinar si no está la cocinera”, ¡Ahí nomás!

Comparte la nota

Publica un comentario