IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 16 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

20.29

21.48

Foto: Internet. cenicienta.

Lado aterrador de las historias de Disney que desconocías

9 de mayo, 2016

El Universal/La Voz de Michoacán

Ciudad de México- Los cuentos de Disney forman parte de la infancia de las personas, sin embargo, estas historias fueron inspiradas en aterradores relatos que de no ser cambiados, no tendrían el mismo éxito.

Por esta razón te dejamos las verdaderas líneas que han causado asombro en millones de personas.

“La Cenicienta” fue una historia medieval retomada por los hermanos Grimm, realizando algunas modificaciones para poder hacer un verdadero cuento de princesas.

En su versión original, la historia relataba que las hermanastras hicieron hasta lo imposible para que el zapato de oro (no de cristal) que les probarían les quedara.

Para esto una de ellas decidió cortarse los dedos y la otra el talón, sin embargo, el príncipe se dio cuenta con ayuda de una paloma del engaño al ver sangre en la zapatilla.

Resignadas a su derrota, acudieron a la boda de Cenicienta, en donde unos pájaros dementes les sacaron los ojos como castigo por el intento de engaño.

“La Bella y la Bestia” es un relato original de Gabrielle-Suzanne Barbot de Villeneuve, en donde Bella contaba con dos hermanastras malvadas que armaron un plan para que la Bestia la destrozara.

Y es que mientras Bella vivía en el castillo de Bestia, él le dio permiso para visitar su familia por un tiempo determinado.

Sin embargo, las hermanastras celosas de los lujos que rodeaban a bella, le pidieron a su hermana que se quedara más tiempo con ellas, para que de esta manera Bestia se enfadara y se la comiera.

“La Sirenita” es una historia original de Hans Christian Andersen y muy diferente a la que podemos ver en la película.

Y es que el trato que Ariel hizo con la bruja para cambiar su lengua por piernas, advertía que si no lograba que el príncipe la besaba ella moriría.

Además de la presión que esto implicaba, ella sentía como si pisara cristales rotos en cada paso que daba con sus nuevas piernas.

Ariel al final no logró convencer al príncipe de que ella era el amor de su vida y él se casó con otra mujer.

Ante la decepción, ella decidió lanzarse de un risco y al caer al mar, se convirtió en espuma.

“La Bella Durmiente” es una historia original de Giambattista Basile y muy diferente a la que Disney decidió sacar en pantalla.

Y es que el príncipe conoció a la princesa por casualidad, ya que él iba pasando por el castillo y decidió tocar la puerta, pero al ver que nadie le abría decidió introducirse por la ventana.

En el lugar encontró a una mujer dormida y en lugar de besarla para despertarla, abusó sexualmente de ella al ver que no reaccionaba.

Nueve meses después la princesa Aurora dio a luz a unos mellizos y al conocer al príncipe, decidió perdonarlo, sin embargo, este hombre era casado.

Por esta razón, la esposa del príncipe decide capturar a los niños para cocinarlos y dárselos de comer, sin embargo, es atrapada antes de que llevara a cabo su plan y fue condenada a muerte.

“Pinocho” es una historia original de Carlo Collodi y un poco perturbadora.

Y es que en su versión, el muñeco de madera es un ser agresivo y sumamente mentiroso, incluso más que en la película.

Una de sus travesuras es contar a la policía, que Geppetto había abusado sexualmente de él, por lo que el anciano terminaba en prisión.

El Hada Azul que se aparecía a los personajes en determinado tiempo, en realidad era un cadáver y Pinocho con tal de no seguir las reglas, decide triturar al grillo que representaba su conciencia.

“Blancanieves” es un relato de los hermanos Grimm, que tuvo que ser modificado y que forma parte de esta aterradora lista.

Y es que en esta historia, la reina mandó a un cazador a sacarle el corazón y el hígado a Blancanieves, sin embargo, no logró su cometido y en su lugar le entregó el corazón e hígado de un puerco, los cuales fueron comidos por la reina.

Al final Blancanieves logra casarse con el príncipe e invita a la reina malvada al festejo, en donde le haría pagar sus fechorías haciéndola bailar con zapatos de hierro hirviendo hasta su muerte.

 

 

 

 

Comparte la nota

Publica un comentario