IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 22 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Foto: Cosmopolitan. 5 Formas de comer más y perder peso al mismo tiempo.

5 Formas de comer más y perder peso

19 de septiembre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Cuando estás tratando de perder peso, tu enfoque no debe estar en la reducción de los grupos alimenticios o golosinas favoritas; sino en comer más de lo que tu cuerpo necesita, alimentos ricos en nutrientes, no elaborados y comiendo las cosas con moderación.

Esa estrategia te permite sentirte satisfecho y bajar de peso. Aquí cinco maneras de comer más alimentos al mismo tiempo que adelgazas.

1. SÚBELE A LAS FIBRAS

La fibra y la pérdida de peso han sido amigos desde siempre. Los estudios han demostrado que los alimentos ricos en fibra por lo general requieren masticarse más, lo que le da más tiempo a tu cerebro para darse cuenta de que el estomago se está llenando.

La fibra también ayuda al cuerpo a digerir los alimentos y a absorber el azúcar más lentamente, lo que provoca que te sientas satisfecho. La investigación también muestra que las personas que tienen una dieta rica en fibra por lo general pesan menos, lo cual tiene sentido porque esos alimentos son generalmente bajos en calorías.

2. CONSUME ALIMENTOS RICOS EN H20

Además de añadir alimentos con fibra, también es importante que te fijes en los alimentos que contienen una gran cantidad de agua, como la sandía, el pepino, el calabacín, fresas, melón, brócoli, e incluso el yogur. Estos llenan el estómago y lo mantienen hidratado durante el día. Recuerda: Cuando estás hidratada, es menos probable confundir la sed con el antojo de un tentempié.

Encima de todo eso, también son bajos en calorías. Para mantener tu estómago lleno sin consumir toneladas de calorías, toma el yogur o la sandía como un bocadillo o prepárate un licuado con melón, fresas, y hielo para después de la comida o al medio día.

3. DESAYUNA COMO JEFA

Desayunar se asocia con la pérdida de peso desde hace bastante tiempo, ya que mantiene la hormona del hambre a raya, lo que significa que no te mueres de hambre antes ni después del almuerzo. Desayunar también enciende tu metabolismo y le dice a tu cuerpo que está listo para empezar a quemar calorías a toda velocidad.

Y por último, algunas investigaciones sugieren que el consumo de huevos para el desayuno puede disminuir la cantidad de calorías que comes todos los días. Así que si te gusta el desayuno, no sacrifiques tu comida favorita para ahorrar calorías adicionales, ya que podría terminar siendo contraproducente.

4. BIENVENIDOS SNACKS

Las investigaciones demuestran que la gente que come cuatro comidas al día pierde más peso y eso podría deberse a que comer con frecuencia ayuda a mantener el hambre a raya. No te molestes en ahorrar calorías para una gran cena o una fiesta por la noche.

Arruinar el apetito de un par de horas antes de una comida con un snack de fibra puede ayudar a que comas menos en la cena y a consumir un menor número de calorías en general. Suena contradictorio, pero he aquí por qué comer entre comidas puede ser en realidad algo bueno.

5. A MERENDAR SE HA DICHO

Hay un rumor desagradable en torno a la merienda que dice que cenar sabotea tu pérdida de peso. Pero si se hace correctamente, lo que puede hacer realmente es ayudarte a tener más éxito. Por un lado, comer cerezas o yogur sin grasa puede ayudarte a conciliar mejor el sueño ya que contienen productos químicos que lo inducen. Y dormir más se ha relacionado con comer menos al día siguiente y a perder peso en general.

El yogurt también contiene caseína, que puede ayudar a tus músculos a recuperarse más rápido de una dura sesión de ejercicios. Y cuando tu cuerpo está sano, puedes trabajarlo más y mejor en tu próximo período de sesiones sudorosas.

Comparte la nota

Publica un comentario