IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 16 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

20.29

21.48

Foto: Internet. Es fácil que un hombre se queje de lo pegajosa que es su novia.

6 cosas que te hacen ver “meloso”

6 de junio, 2016

El Universal/La Voz de Michoacán

Ciudad de México.- Es fácil que un hombre se queje de lo pegajosa que es su novia… y muchas veces, aunque no lo parezca, lo hacemos sin siquiera darnos cuenta. Y no es que seamos posesivas o inseguras, pero puedo decir que, por experiencia, es fácil no percatarnos de la línea entre lo saludable y lo dramático.

Mandarle mensajes todo el tiempo: Esto no es algo que sólo las mujeres hacen, pero sí hay algunas chicas que se ponen muy intensas con los mensajes de texto. Aun así, lo único que queremos es estar cerca (de la única manera posible) y estar informadas. Nos gusta charlar y, dado que no podemos hacerlo por teléfono todo el tiempo, lo más fácil y rápido es mandar mensajes. Aunque, como siempre, no hay que tomar por sentado que el otro está desocupado todo el tiempo.

Seguirlo: Ok, éste sí es raro y NADA saludable. Seguir a una persona es una gran falta de respeto y de confianza, más si lo haces sin su consentimiento. No sólo te ves dependiente, sino también deshonesta y poco confiable.

Sobreanalizarlo TODO: Esto es normal, a las mujeres nos gusta pensar que hay un significado en todo… desafortunadamente los hombres no piensan de la misma manera, así que da pie a muchísimos malentendidos. ¿La solución? ¡Relájate! Piensa lo mejor de todo y disfruta lo que tienes ahorita.

Actitud pasiva agresiva: Porque de repente no tienes NADA, y luego estás llorando en el coche. Y es que somos seres emocionales que los hombres no pueden entender, pero también nos pasamos de dramáticas en ocasiones. Ahora, si esto sucede cada semana, creo que se están haciendo mucho daño y existe un problema más profundo e hiriente en la relación.

Postearlo todo en Facebook: Está bien que seas una figura pública en redes sociales, pero hay un concepto que últimamente hemos olvidado en esta época y ese es: privacidad. ¿Compartes de más porque estás marcando territorio? ¿Para que él haga lo mismo? Cuidado con lo que compartes… recuerda lo que dice el dicho: “dime de qué presumes…”

Alejarlo de sus amigos: Es entendible, somos un poco celosas, especialmente porque sabemos que todos sus amigos son una mala influencia, pero ¿una relación no se basa en respeto, confianza y comunicación? Confía en él… si no lo haces, simplemente no tendrán futuro.

Comparte la nota

Publica un comentario