IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 26 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Foto: Internet. Retomar una relación se vuelve un éxito solo cuando las dos partes aprenden del pasado y mejoran sus conductas.

Aprende cuándo y cómo recuperar a tu pareja

24 de febrero, 2016

admin/La Voz de Michoacán

Muchas personas piensan que las segundas partes en las parejas nunca son buenas. Pero no siempre es así. “Si se cambia lo que falló se puede recorrer un nuevo camino juntos”, como asegura Mila Cahue, psicóloga de pareja del Centro de Psicología Álava Reyes y autora del libro “Amor del bueno”. Si usted se ha planteado intentar reconquistar a esa persona tan especial, una de las cuestiones más importantes que primero tendrá que admitir es que debe dejarle o dejarla decidir libremente si quiere volver a su lado. “Cuando intentamos recuperar al otro, atendemos más a nuestra necesidad que a la de la otra persona —explica Cahue—. Y eso no es amor. Tenemos que asegurarnos que cuando el otro vuelva a nuestro lado, lo haga porque sea una decisión consciente y libre, porque seamos realmente su opción de pareja”.

Una vez realizada esa primera reflexión, se puede iniciar el proceso de la reconquista, algo que se debe hacer siempre no sólo cuando la pareja sufre una crisis o una separación: la chispa del amor siempre hay que mantenerla viva, también en las relaciones largas y que parecen rutinarias. “Un poco de imaginación, de misterio, de sentido del humor, de romanticismo o de ternura nos pueden dar cócteles exquisitos”, recomienda la psicóloga.

Pero las situaciones de cada pareja son muy diferentes. Por eso, Cahue ofrece algunas pautas según los casos:

1) Si ha pasado un tiempo de la separación se puede echar de menos al otro, pero también se puede haber olvidado. “Cuando quedó un buen sabor de boca y se presenta una segunda oportunidad viable, es posible que pueda darse una relación. Sólo hay que ser prudente —advierte la psicóloga de pareja— pues ni uno ni otro son la misma persona: habrán vivido experiencias, quizás hayan cambiado y madurado. Aunque el conocimiento de antaño es una ventaja que suele jugar a favor de la segunda oportunidad”. Pero si en el otro no afloran los sentimientos, Cahue aconseja “retirarse elegantemente, con un poco de buen humor y se cuida lo que quede de una buena amistad”.

2) Si se acaba de romper, “se puede cometer el error de no darse el tiempo suficiente para corregir los fallos”. Al haber pasado poco tiempo los sentimientos están todavía “calientes” y es más probable que la otra persona ceda. “Pero si no se introduce el necesario factor de corrección, la relación tendrá fecha de caducidad temprana. El amor necesita, a veces, de tiempo, análisis y un profundo aprendizaje”.

3)Si se trata de una relación absorbida por la rutina: “Las parejas que son capaces, de vez en cuando, de sorprender al otro, de proponer, de reírse de sus meteduras de pata, de cambiar, todo siempre en connivencia con su pareja, son las que recorren los matices más recónditos de la intimidad y la complicidad. Tener la ilusión de experimentar la vida junto con la pareja que hemos elegido es un privilegio, y es cierto que esa ilusión debemos aprender a mantenerla viva nosotros. Si de vez en cuando introducimos esa chispita tan revivificante, la pareja irá sobre ruedas”.

Con información de abc.es

Comparte la nota

Publica un comentario