IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 20 de julio de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

16.35

17.85

Foto: Internet. Hay cólicos que indican complicaciones mayores, especialistas te dicen cómo detectarlos.

Cólicos que deben prender tu alerta

17 de marzo, 2017

El Universal/La Voz de Michoacán

Ciudad de México.- Todas y todos odiamos los cólicos, pero sabemos que nada puede detenerlos. Y en general son una parte normal de nuestras vidas, pero ¿hasta qué punto es normal tener que estar en cama por 5 días seguidos por culpa de los cólicos? Si notas algún cambio de intensidad o de dolor, ¡presta atención!
Cólicos agonizantes y sangrado abundante
Podría ser: Fibroides uterinos. También conocidos como miomas, estos tumores son increíblemente comunes. Un estudio de hecho descubrió que entre el 70 y 80% de las mujeres los tendrán al llegar a los 50. Son tumores benignos, pero sí provocan síntomas similares a un tipo muy raro de cáncer llamado sarcoma uterino. No requieren tratamiento cuando provocan síntomas, y en la mayoría de los casos esto no sucede. El síntoma más común es un flujo menstrual abundante, y no te vuelven estéril, pero sí dificultan el embarazo.
Qué hacer: Acude con un ginecólogo y cuéntale tus síntomas. Lo más seguro es que haga un par de pruebas para determinar si debería remover los fibroides o no. Y esto dependerá de muchos factores, incluyendo la locación y el tamaño.
Cólicos constantes, pero no muy dolorosos
Podría ser: Enfermedad inflamatoria pélvica. Una enfermedad seria del útero, ovarios y trompas de falopio. Es causada principalmente por clamidia y gonorrea. Usualmente no provoca dolor grave, pero no es cómoda y es constante. Y cuando tienes tu periodo, los cólicos empeoran.
Qué hacer: Acude con tu ginecólogo lo más pronto posible. Aunque la EIP no es usualmente una emergencia, tendrán que hacerte pruebas para conocer la causa y recetarte antibióticos. La infección es curable, pero si no se trata a tiempo, podría afectar tu fertilidad.
Dolor intenso en un lado
Podría ser: Torsión ovárica. Un ovario torcido, o la torsión ovárica, ocurre cuando el ovario se deja caer y gira, cortando su propio suministro de sangre en el proceso. Créeme, te vas a dar cuenta, especialmente porque sentirás un dolor muy intenso en un lado de tu abdomen bajo. Y si no lo tratas a tiempo, podrías perder la función de un ovario.
Qué hacer: Corre a urgencias. Ahí los doctores deberán hacerte un ultrasonido y otras pruebas. Si diagnostican la torsión, necesitarás una laparoscopia de emergencia para arreglar el ovario. Aunque la torsión ovárica sí corta el suministro de sangre del ovario, no necesariamente quiere decir que el ovario dejará de funcionar. Si después de la operación, éste no se recupera, tendrá que ser retirado.
Cólicos intensos que no ceden ante medicamento
Podría ser: Endometriosis. La endometriosis es una enfermedad crónica que consiste en la aparición y crecimiento de tejido del endometrio fuera del útero, sobre todo en la cavidad pélvica y crecimiento del tejido o también en los ovarios, detrás del útero, en los ligamentos uterinos, en la vejiga urinaria o en el intestino. Aunque es difícil de diagnosticar, el dolor es insoportable. Y depende de dónde esté, podría provocar dolor durante el sexo.
Qué hacer: Tu doctor deberá darte opciones; dado que el tejido del endometrio es sensible a las hormonas, puede tratarse con anticonceptivos orales. Pero si el caso es más grave, podría realizarse una cirugía para retirar el mayor tejido posible.

Comparte la nota

Publica un comentario