IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 24 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Foto: Consejos. En esta temporada el cabello se llega a maltratar más por el frío.

Cómo sobrevivir al cabello grasoso

5 de agosto, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Si tienes un cuero cabelludo graso, sabes lo frustrante que es limpiarlo en unos minutos y tenerlo sucio en menos de una hora.

Y la verdad es que el problema no está en tu técnica de lavado ni en tu higiene, tiene que ver con lo mucho que conoces tu cuerpo y tu genética.

¿Qué causa tanta grasa?

La razón detrás el cuero cabelludo graso está en las glándulas cebáceas que producen exceso de sebo y se traslada al cabello en general. Y las causas son muchas, tanto puede ser tu genética como la humedad, tu dieta, un desequilibrio hormonal o incluso varias enfermedades.

¿Cómo cuidarlo?

•Para tratarlo en casa, puedes dejar de lavarte el cabello tan seguido con shampoo. Suena contraproducente porque el shampoo remueve el cebo pero es que tu cuero cabelludo, al perder grasa, produce más en respuesta.

•Al principio será todo un reto porque se ha vuelto un hábito cotidiano pero sentirás una gran diferencia después de unas 3 semanas o más.

•Cuando quieras limpiar tu cabello y usar shampoo, hazlo 2 veces seguidas para eliminar toda la grasa que puedas. Al mismo tiempo evita humectar tu cabello de más con tratamientos o acondicionador ya que estos acumularán más grasa.

•Las primeras semanas, tu caello se verá grasoso pero poco a poco se irá adaptando y e irá produciendo menos cebo. Aunque, si crees que es un gran riesgo verte de esa manera (por el trabajo o la escuela), te recomendamos adquirir un shampoo en seco.

•¿Lo has usado y no te funciona? Esto es porque seguramente no lo has utilizado de manera correcta y es que necesitas cepillarte tu cabello primero y luego aplicarlo en la raíz y distribuirlo equitativamente.

•Cuando el shampoo en seco no parezca suficiente, peina tu cabello en una coleta de caballo y, si gustas, usa un poco de gel para disfrazar la apariencia del exceso de cebo.

Comparte la nota

Publica un comentario