IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 6 de diciembre de 2016
Morelia
Compra
Venta
USD

20.05

20.80

Foto: Internet. Qué no debes hacer después de tener relaciones sexuales.

Cosas que no debes hacer después de tener relaciones sexuales

21 de noviembre, 2016

El Universal/La Voz de Michoacán

Ciudad de México.- El “after sex” puede ser delicioso, pero también tiene su riesgo. Recuerda, lo que hagas después de tener un orgasmo tiene un gran impacto en tu relación, pero más importante, en tu vagina. Cuando el tejido vaginal se lubrica, hincha e irrita por la fricción durante el coito, cambia la forma en que reacciona al ambiente. Es decir, hay un mayor riesgo de infección.
1. Olvidarte de ir al baño: Cuando hay una penetración, se pueden empujar las bacterias directo a la vejiga. Esto puede resultar en infecciones a largo plazo. Y no es que te quite mucho tiempo ir al baño, con tan sólo un minuto estarás lista para regresar a acurrucarte con tu pareja. No importa qué tan cómoda estés, ve al baño después del sexo y asegúrate de limpiarte, de la vagina al ano para evitar esparcir materia fecal del ano a tu zona íntima.
2. Bañarte: Hay chicas que sienten la necesidad de bañarse después del sexo y por sentido común parece lo más sensato, peor en realidad es innecesario. No sólo aumentan las probabilidades de tener una reacción alérgica a limpiadores, sino que el uso de jabón puede resultar en irritación vaginal y resquedad. Recuerda, tu vagina es un ente propio que puede ver por sí mismo. Después del sexo sólo necesita cuidados más gentiles, pero de ahí en fuera no necesita más.
3. Dormir con lencería sexy: La lencería de algodón está bien porque deja respirar, pero al nylon, rayón y poliester, hay que despedirse de ellos. Después del sexo, tu piel tiende a estar cálida y húmeda gracias al sudor, las secreciones vaginales y el semen. ¿A qué voy? La lencería sintética atrapa la humedad y corres el riesgo de una infección por cándida. Deja respirar a tu vagina, se lo merece.
4. Irse a una tina caliente: Irse a la tina después del sexo suena relajante y erótico, pero es una mala idea. Cuando la vulva se inflama en respuesta a la estimulación sexual, deja expuesta la entrada vaginal, lo cual incrementa el riesgo de una infección y si te vas al agua caliente de una tina, te expones a las bacterias de su piel y ano.
5. Usar toallitas húmedas: Si eres sensible a químicos como alcohol, glicerina, esencias y ciertos aceites, usar toallitas húmedas después del sexo podría provocar irritación, comezón e inflamación. Si verdaderamente quieres limpiarte, usa agua, tu vagina hará lo demás.

Comparte la nota

Publica un comentario