IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 29 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Foto: Internet. El beso tiene siempre una función comunicativa en lo erótico, familiar y social.

Descubre tres beneficios de los besos

27 de junio, 2016

El Universal/La Voz de Michoacán

Ciudad de México.- ¿A quién no le gusta besar y ser besado? Los besos son muy importantes en las relaciones de pareja, pero también tienen un papel muy destacado en otros ámbitos de la vida.

 

El beso tiene siempre una función comunicativa en lo erótico, familiar y social. Así que checa los tres beneficios que tienen en nuestra vida.

 

Adicción, tranquilizante y euforizantes.

 

El beso de saludo. Este cumple una función social y sirve para reconocer al otro y como carta de aceptación.

 

El familiar. Este beso expresa cuánto quiero a mis padres, pareja o hijos. En estos casos, nos damos besos para certificar ese amor.

 

El beso erótico. Este se basa en tres tipos. En la primera se sabe que en los animales, picotearse tiene una función de reconocimiento o, a veces, de estimulación erótica. Pero en el ser humano todo es mucho más complejo y podemos tener besos de muchos tipos, con muchos significados y muchos fines. Por eso son tan importantes para nosotros.

 

En la segunda se cree que el principal beneficio del beso es su función de apaciguamiento, pues consiguen evitar situaciones de tensión, de riña o de enfrentamiento en la familia.

 

También mejoran la comunicación emocional entre las personas, ya que desde el punto de vista fisiológico, el beso desencadena una tormenta bioquímica en el cerebro a una velocidad altísima. Va directo al cogollo del cerebro y activa sustancias implicadas en el placer y la recompensa: feniletilamina, catecolaminas, oxitocina, dopamina, endorfinas… Por eso los besos crean adicción y, también por eso, son tranquilizadores y euforizantes.

 

Y en el tercer tipo de besos es que mediante a ellos compartimos microorganismos. Así se producen contagios, principalmente, de enfermedades víricas como la gripe, el catarro o la famosa enfermedad del beso o mononucleosis infecciosa. Se trata de una patología causada por el virus de Epstein-Barr.

Comparte la nota

Publica un comentario