IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 20 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Foto: Internet. Tras dormir poco en cinco días, alrededor de un tercio de las personas presentaron síntomas asociados al resfriado común.

Dormir menos de 6 horas provocaría resfriados

2 de septiembre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de California sugiere que no dormir el tiempo suficiente aumenta el riesgo de padecer un resfriado.

El estudio publicado en la revista Sleep contó con 164 participantes sanos cuyos hábitos de sueño fueron monitoreados por medio de una pulsera inteligente durante una semana. Luego se les aplicaron gotas nasales que contenían rinovirus -causante del resfriado común- y se les puso en cuarentena en un hotel.

Los resultados demostraron que tras cinco días, alrededor de un tercio de las personas presentaron síntomas asociados al resfriado común, como el moqueo nasal.

Según el portal Livescience, las personas que durmieron menos de seis horas durante una semana antes de presentarse al estudio fueron las más propensas a enfermarse en comparación con aquellas que durmieron más de siete.

“Los hallazgos son los primeros en demostrar que el sueño, medido objetivamente, sirve como un indicador de la susceptibilidad al frío”, dijeron los investigadores. Además, porporcionan otra razón para asociar la importancia que tiene dormir bien para la salud.

Durante la experimentación, “el tiempo de sueño era más importante que cualquier otro factor para predecir la probabilidad de obtener un resfriado”, dijo Aric Prather, investigador y asistente de Psiquiatría en la Universidad de California . “No importaba la edad, ni los niveles de estrés, ni la raza o sus ingresoso. Sólo el sueño podía vincularse (a la presencia de los padecimientos)”.

Pese a los hallazgos, aún se necesitan estudios futuros para detrminar las razones exactas por las que el sistema inmunológico se ve afectado con la falta de sueño y para comprobar si las pruebas pueden ser replicadas en otro tipo de población.

Además, se necesita más investigación para determinar si las intervenciones al aumentar la duración del sueño resultarían benéficas para proteger a las personas de contraer un resfriado.

Pese a los estudios del sueño, las personas siguen reacias a dormir. “En nuestra cultura ocupada todavía se siente un gran orgullo si no se duerme por quedarse trabajando. La gente necesita empezar a ver que el sueño es una pieza fundamental para su bienestar”, finalizó Prather.

Comparte la nota

Publica un comentario