IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 30 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Foto: Agencias. El aceite de colza se utiliza en China para freír produciendo un humo altamente cancerígeno.

Este alimento puede causar cáncer en los pulmones

16 de diciembre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Muchas trasnacionales están comercializando en toda Latinoamérica el aceite de “Canola” como una maravilla para la preparación de recetas “saludables”, como una buena alternativa principalmente para el corazón y dicen además que este aceite y los productos a base de canola ayudan a bajar los niveles de colesterol, pero en realidad este aceite de Canola no es más que un aceite “creado por el hombre”, hecho a base de semillas de Colza modificadas genéticamente.

El término Canola fue formado usando palabras “Canadian oil, low acid” para convencer a los consumidores de que era nuevo y mejor para el ser humano y además seguro para consumirlo. Pero en EEUU fue prohibido el uso en alimentos del aceite de semilla de Colza porque ataca el corazón y causa daños a las paredes de nuestras células e inhibe su correcta oxigenación causando que se tornen cancerosas.

Estudios sobre el aceite de Canola fueron hechos en ratas de laboratorio, indican muchos problemas tales como la degeneración de corazón, riñones y glándula tiroides. Cuando el aceite fue eliminado de las dietas de estas ratas de laboratorio, los depósitos de grasa desaparecieron, pero las cicatrices causadas por esta degeneración, se quedan en los tejidos de los órganos afectados. ¿Por qué no se hicieron estudios en los humanos antes de ponerlo en la lista de conocidos como seguros de la FDA?

Además es alto en glucósidos que bloquean el funcionamiento de las enzimas, destruyendo la capa protectora de los nervios llamada mielina y sus efectos son acumulativos. En realidad el aceite de Canola ha sido extraído del aceite de Colza, una de las plantas más toxicas de la que se extrae aceite que es de hecho un lubricante industrial, que se utiliza como subproducto de un insecticida altamente peligroso y muy efectivo, que es el ingrediente principal en muchos pesticidas “orgánicos” (no químicos) que se aplican directamente a las plantas para matar los insectos, pero que tiene mejor uso como, combustible, jabón y como base sintética para el hule. Según artículos publicados por el Dr. Fern Fischer.

Con información de Eco Portal.

Comparte la nota

Publica un comentario