IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 25 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Foto: Internet. Sigue las siguientes recomendaciones.

Evita las várices ¡Luce unas piernas saludables!

22 de diciembre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Las várices son venas dilatadas que suelen aparecer en las piernas por una mala circulación sanguínea y a una insuficiencia venosa. Las personas que las tienen sufren fuertes dolores en las piernas, ya que las válvulas que normalmente ayudan a la sangre a subir se desvían y el flujo se invierte de arriba abajo, por lo que la sangre suele estancarse en las pantorrillas.

Algunos de los síntomas de las várices suelen ser venas azules o moradas, fatiga, fuerte dolor en las piernas, calambres, picazón, hinchazón de piernas y pies. Pero no te preocupes aquí te dejamos unos tips para controlarlas.

* Utiliza medias de compresión; estas prendas ayudan mecánicamente a impulsar la sangre desde los capilares hasta el corazón, impidiendo que se produzcan estiramientos o heridas.

* Evita la exposición al sol durante largas horas sin moverte.

* Aplica duchas de agua fría en las piernas, haciendo que el chorro impacte en círculos ascendentes.

* Entibia la pulpa de aloe vera o sábila y aplícatelo todas las noches sobre las várices.

* Ralla una zanahoria y revuelve con el gel de aloe vera. Aplica en toda la zona afectada y dejar actuar una hora. Realiza suaves masajes circulares para ir eliminando las varices de los brazos y piernas.

* Machaca tres dientes de ajo y mezcla con alcohol. Realiza este tip cuatro veces por semana.

* Humedece un paño en vinagre de manzana y aplica en las piernas y brazos de abajo hacia arriba. Recuéstate y levanta tus piernas por unos minutos luego enjuaga con agua tibia y luego fría.

* Sumerge tus piernas en una tina con un puñado de sal gruesa y taza y media de vinagre de sidra o manzana por 20 minutos. Realiza suaves masajes circulares para circular bien la sangre y aliviar el dolor

* Evita permanecer de pie durante mucho tiempo.

* Recuéstate y eleva las piernas por encima de la altura del corazón, tras largos periodos sentados o de pie y al dormir.

Comparte la nota

Publica un comentario