IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 28 de junio de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.6

18.4

Foto: Internet. El saber cómo darle sexo manual a una mujer es importante.

Sexo manual, garantiza un 99% el orgasmo femenino

26 de mayo, 2017

El Universal/La Voz de Michoacán

Ciudad de México. El saber cómo darle sexo manual a una mujer es importante, no sólo porque así conoces mejor su cuerpo, sino porque te garantiza su orgasmo el 99% de las veces (si es que lo haces bien).

Cuidado con esas uñas
¿Creías que tu novia sólo veía tus uñas porque se veían bonitas? Pues no. Resulta que las uñas son importantes para el “fingering”, porque podrían provocar accidentes. En caso de que éstas anden mugrosas o afiladas, podrían lastimar el clítoris y los labios vaginales.

Presiona y haz círculos con el clítoris
El clítoris es el punto más importante en el placer de una mujer, así que prepara 2 de tus dedos (el índice y el de en medio) para hacer un poco de presión en el clítoris y hacer movimientos circulares suaves. Ya debería estar lo suficientemente mojada gracias al juego previo, así que no habrá gran problema con la lubricación.
En dado caso de que no haya habido mucho juego previo, tendrás que ser súper cuidadoso con su vulva y proceder con cuidado.

Penetra con el dedo de en medio
Si ya está gimiendo de placer, puedes insertar un dedo dentro de su vagina para prepararla. Incrementa la velocidad y la presión en patrones rítmicos y experimenta. Hay mujeres que prefieren tener un dedo dentro todo el tiempo, y otras que prefieren la estimulación del clítoris solamente.

Encuentra su punto G

Gran parte del “fingering” se lleva a cabo en el clítoris, la otra parte en el punto G. Pocos hombres (y mujeres) lo encuentran, pero nunca está de más investigar y explorar.

Puedes encontrar el punto G con la palma hacia arriba y haciendo movimientos de cosquilleo con el dedo de en medio. En teoría, se encuentra entre 2-4 centímetros de la entrada vaginal del lado del ombligo.

Trae otra mano

Puedes usar tu mano libre para estimular la vagina o el punto G, mientras la otra toca el clítoris al mismo tiempo. Al usar ambas manos, intenta tocar y penetrar con diferentes ritmos.

Comparte la nota

Publica un comentario