calor

Foto: Agencias. Los días largos con luz y calor solar característicos del verano elevan la vitamina D en el cuerpo.