La Voz de Michoacan

Voz y Rostro

Master

Foto: Eduardo Alonso. Es originario de San Luis Potosí, quien desde los 14 años se salió de su casa y se mudó a Morelia.

Yoguista de disciplina

Jun 01, 2018, 16:54

Erika Conejo / La Voz de Michoacán.

 

Morelia, Michoacán. Con tan sólo 25 años de edad Sergio Dávila se ha comprometido en el mundo de la Yoga, quien actualmente vive un estilo de vida de disciplina y estabilidad emocional, quien se desempeña como  instructor de Yoga, además de ser licenciado en Comercio y Negocios Internacionales, y una gran persona con valores y metas estructuradas.

Es originario de San Luis Potosí, quien desde los 14 años se salió de su casa y se mudó a Morelia para alcanzar sus sueños.  Hoy después de 10 años es Instructor personal de diferentes empresas, además de compartir su conocimiento en “Solaris Yoga” Estudio Morelia.

Foto: Eduardo Alonso.

¿En qué momento llega la Yoga a tu vida?

Cuando llego a Morelia es aquí donde tengo mi primer contacto con la Yoga, un amigo me invitó a una clase, comencé a ir y después de casi un año de practicarlo, el mismo chico me invitó a dar clases, sin embargo, en ese entonces tenía otros objetivos y planes de vida por lo que sólo lo impartí un par de clases.

¿Cuándo decidiste dedicarte al yoga personal y profesionalmente?

Muchos años después de terminar mi licenciatura, y de querer encontrar algo en mis tiempos libre, volví a tomar clases de Yoga, y poco a poco mi vida fue acomodándose. Comencé por leer de todo, psicología, lenguaje corporal y alguna que otra novela y claro de yoga e inmediatamente empecé a hacer pequeños cambios.

Me volvieron a ofrecer clases para ser instructor y aunque tenía nervios y no me sentía apto, acepté pues soy de las personas que acepta todo lo que llega a su vida. Estudie y me certifiqué como instructor y desde entonces es esto es parte de mi vida.

Foto: Eduardo Alonso.

¿Cómo fue esa transición de vida?

Siempre he sido muy radical y drástico en todos los aspectos y eso me ha ayudado, sin embargo, recuerdo sentir esa necesidad de tener un equilibrio y estar bien en todos los aspectos de mi vida intelectual; emocional, espiritual, físico y material.  Hoy en día me doy cuenta que antes quise conseguir eso por separado, sin embargo, tuve que dejar atrás todo, mi profesión y muchas cosas, por seguir esto que quería en mi vida y por sentirme pleno y feliz.

¿Hay algún libro que te haya impactado mucho?

He leído muchos libros, el año pasado leí más de 150, pero sin duda cuando leí “Autobiografía de un Yogui” donde un personaje contemporáneo platica su historia y desarrollo. Y para mí fue impresionante todo y la manera de sustentarlo, fue entonces que me atrapó y comencé con ese cambio de vida, al siguiente día comencé con otro estilo de vida a ser vegetariano y a adentrarme a ese mundo del Yoga.

¿Qué es lo más valioso que te ha dejado el yoga?

Creo que éste estilo de vida me ha enseñado y dado mucho, pero recuerdo mucho esta última vez que fui a ver a mis papás en San Luis Potosí (en realidad voy poco, una vez o dos por año) en esa ocasión noté que había algo diferente en mi, y por supuesto mis papás también lo notaron.  Al despedirme mi mamá me hizo un comentario: “Te veo muy feliz, pleno y radiante, verte así me hace estar contenta y en paz” esto para mi significo mucho, lo comparte con una sonrisa.

Foto: Eduardo Alonso.

¿Cómo es un día tuyo?

Mi día comienza a las 4:00am, me levanto y comienzo hacer mi gimnasia con una rutina de 20 minutos donde refuerzo mi elasticidad, coordinación cardiovascular y fuerza, después me doy una ducha con agua fría, y me tomo 15 minutos para meditar. Posteriormente hago mi rutina de posturas de yoga, para después dar clases en 5 o 6 empresas diferentes a partir de las 6:00 am, en un intermedio entre 9 y 10 am me tomo mi jugo verde con un desayuno ligero y después de las 11:00 estudio, leo o me voy a pedalear en bici o visito algún museo, la verdad es que en mis tiempos libre siempre hago algo que me guste y que sea productivo. A la 1:00pm como, reposo un rato y después sigo preparándome no sólo como instructor sino como persona.  A partir de las 6:00pm continuo mis clases, concluyendo a las 9:00 pm mi día,  ceno y me duermo entre 10:00 y 11:00pm.

Normalmente un día los fines de semana no pongo alarma, aunque en su mayoría a las 6:00am ya estoy despierto. Sábados y domingos llevo la misma disciplina, pero aprovecho para pasearme ya sea ir a pedalear al cerro, al cine, caminar o estar en casa ya sea con mi novia o amigos.

Platícanos sobre la relación y complicidad que tienes con tu novia

Creo que a veces para ella es difícil aguantarme (se ríe), en realidad la relación es muy satisfactoria para mi, pues creo que me hace falta lo que ella tiene y a ella lo que yo tengo, lo cual nos complementa, además de que ella también es instructora por lo que los dos tenemos esa misma disciplina, creo que teniendo la misma dirección en la barca nos hace nadar más rápido y mejor, coordinándonos y ayudándonos.

En general estoy muy feliz, se me nota pues la gente, los amigos y la familia lo comenta.

Facebook

185 Visitas

NOTAS RELACIONADAS

Exdirector de primaria es arrestado por escándalo

Redacción/ La Voz de Michoacán   Lázaro Cárdenas, Michoacán.  El exdirector de la Escuela Primaria Leona Vicario, Rubén López García, fue arrestado y llevado a Barandilla por escándalo. Y es...

SEE reconoce antigüedad de profesores

Juan Bustos / La Voz de Michoacán     Morelia, Michoacán. Este día fueron reconocidos más de mil 800 profesores por cumplir 50, 40 y 30 años de servicio...