IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 18 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Integridad y honradez

15 de noviembre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Hoy en día muchos de los problemas que nos aquejan son consecuencia de que como sociedad en general hemos caído en una crisis de pérdida de valores y principios, en esta ocasión solo me ocuparé de mencionar dos de ellos, la integridad y la honradez. Estos se desprenden del  mandamiento divino “No hurtarás, no dirás contra tu prójimo falso testimonio”, éxodo 20:15-16.

Por ejemplo, a lo largo de los años, se han puesto al descubierto la falta de honradez y mal comportamiento de un número creciente tanto de empresarios así como de líderes civiles y como resultado de eso, miles de leales empleados con mucha antigüedad han perdido su medio de vida y sus pensiones. Algunos han perdido sus casas, han tenido que dar un giro a su profesión y a los planes de toda una vida. Leemos y escuchamos que en la escuela muchos hacen trampa, con una mayor preocupación por las notas o los títulos que por el aprendizaje y la preparación. Las personas mayores caen víctima de estafadores y, a menudo, pierden su casa o los ahorros de su pensión. Esa falta de honradez e integridad siempre se basa en la codicia, la arrogancia y la falta de respeto.

Sé honrado contigo mismo(a), con los demás y con Dios en todo momento. Ser honrado(a) significa decidir no mentir, robar, estafar ni engañar de ninguna forma. Cuando eres honrado(a), edificas la fortaleza de carácter que te permitirá prestar un gran servicio a Dios y a los demás. Serás bendecido(a) con paz mental y autorespeto. La falta de honradez te perjudica a ti y también a los demás. Si mientes, robas, hurtas o haces trampas perjudicas tu espíritu y tu relación con los demás. El ser honrado(a) mejorará tus oportunidades futuras y tu capacidad para que te guíe el Espíritu Santo. Sé honrado(a) en la escuela; decide no hacer ninguna clase de trampas; sé honrado(a) en tu trabajo, dando la medida completa de trabajo por el pago que recibes. No trates de justificar que el ser deshonesto(a) es aceptable, aun cuando los demás piensen que no tenga importancia.

La integridad está estrechamente relacionada con la honradez. Integridad significa pensar y hacer lo correcto en todo momento, sin importar las consecuencias. Cuando tienes integridad, tienes la disposición a vivir de acuerdo con tus normas y creencias, aun cuando nadie esté mirando. Elige vivir de tal forma que tus pensamientos y tu comportamiento estén siempre en armonía con el Evangelio, es decir con las enseñanzas de Jesucristo.

Considero que de manera sincera debemos preguntarnos a sí mismos: ¿Soy honrado(a) en todas mis conversaciones y en todo mi proceder?

La honradez es la base de una vida realmente cristiana.Nunca habrá honradez en el mundo de los negocios, ni en las escuelas, ni en el hogar ni en ningún otro lugar hasta que haya honradez en el corazón.

Hno. Javier Ávila Hernández

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Comparte la nota

Publica un comentario