IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 28 de abril de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.80

19.24

Foto: Facebook. En las cafebrerías puedes disfrutar y aprender al mismo tiempo.

Cafebrerías, un espacio para aprender y disfrutar

10 de abril, 2017

Redacción web/La Voz de Michoacán

¿Con qué acompañas tu café? ¿Con una rebana de pastel o galletas… qué te parece con un buen libro? Las cafebrerías son esos espacios donde, además de una taza de la revitalizante bebida puedes disfrutar de la lectura, sin tener que cargar tu libro ni gastar en comprar uno; puedes descubrir autores, aprender idiomas o simplemente elegir un título al azar y descubrir una historia inesperada.

El Péndulo es la cafebrería más conocida y popular en el país, con cinco sucursales en la Ciudad de México, pero en Morelia también hay espacios para quienes desean dejarse llevar por el sabor de un café y las páginas de un libro.

El traspatio, por la bibliodiversidad

La editora Mara Rahab y el escritor Amaury Estrada son los creadores de El Traspatio, una cafebrería que nació con el propósito de dar un lugar a los literatos y editoriales que suelen estar más lejos de las vitrinas de las grandes librerías. “Conjunta dos proyectos: el encuentro de editores El Traspatio lo que sucede detrás del libro y Posible poesía, encuentro de posibilidades poéticas; lo que hacemos es promocionar la literatura y el quehacer editorial independiente”, explicó Rahab.

“El espacio en sí como cafebrería es una parte de todo el proyecto que hemos tratado de establecer con la idea de que crezca y se desarrolle, es un proyecto de fomento a la bibliodiversidad, a los diferentes tipos de lectura y de creación que existe alrededor de la literatura”, agregó Estrada.

El poeta consideró que Morelia se había quedado atrás, “fuera de los grandes  cambios que están sucediendo en la literatura en México, seguimos teniendo formatos y encuentros muy tradicionales, y cada vez menos, era apostarle a esta apertura, a poder vincular con gente de fuera, no por denostar o por no sumar a la gente presente en la ciudad, sino al contrario, por poder vincular y generar estos canales”.

El proyecto tiene varios ejes: tener un espacio para realizar charlas, cursos, talleres, presentaciones y lecturas, así como realizar este tipo de en otros espacios y en eventos en relación con la literatura en papel y fuera de papel, “con la intención degenerar algo que se llama la bibliodiversidad  lectora, que es que la gente sepa que hay otras opciones que los ‘bestsellers’ que promocionan laslibrerías grandes; que sepan que hay otras literaturas que le apuestan más a la crítica, a otros tipos de personajes, de ilustración, formato y contenido”, ahondó Rahab.

Además, brinda una sede para poder generar encuentros y diálogos entre los creadores, sin tener que acudir cada año a las instituciones para pedir espacios.

Desde el pasado octubre cuando se abrió, El traspatio ha tenido un actividad constante en talleres y presentaciones de libros, con el propósito de dar a conocer el espacio y las colecciones de las editoriales pequeñas, “la idea es ir generando nuestro propio público, abrirnos a otros géneros, rompiendo fronteras en la literatura y abordar todas las disciplinas de manera interdisciplinar”.

“Hay eventos donde hay menos o más gente, puede que llueva y no lleguen, o por el futbol, la misa, hay factores que aún no tenemos claramente detectados, no podemos todavía decir cómo vamos, porque apenas estamos naciendo”, comentó Rahab.

En el lugar hay una canasta con textos de autores de Michoacán y diversas partes del país, que puedes leer en el lugar.

Gato sordo, espacio para la inclusión

Cuando vio la falta de oportunidades que hay para las personas sordas, Magdalena Vargas García quiso unir sus intereses empresariales con la posibilidad de dar visibilidad a una comunidad de la que se habla poco.

“Tratamos de brindar un espacio donde todas las personas pudieran entrar, si nos preguntamos  qué pasa cuando una persona sorda va a una escuela, la respuesta es que no puede tomar clase, porque no hay materiales especializadas y los maestros no están preparados para trabajar con ellos; lo mismo para en el hospital, los médicos no están capacitados y así en muchos lados”, explicó.

Es por ello que en la cafebrería Gato sordo, “se trata de hacer conciencia en las personas, de que tenemos que aprender y ser incluyentes”, por lo que las dos personas que trabajan en la cafetería, Aron y Uriel, saben lengua de señas y uno es sordo. Asimismo, tienen proveedores con discapacidad auditiva.

“Estambién un proyecto de aprendizaje, porque muchas personas sordas no saben leer, ni escribir, por la misma falta de oportunidades; nosotros queremos brindarles un espacio, donde les ofrecemos capacitación”, ya que hacer algo por mejorar la sociedad y la inclusión “no sólo es un tema de diputados o de gobiernos; nos toca poner de nuestra parte, nuestro granito de arena para hacer un mejor México”, aseveró Magdalena Vargas.

En Gato Sordo hay libros de varios géneros literarios y también textos sobre lengua de señas mexicana; además, una asociación civil donó algunos materiales, entre ellos un diccionario de lenguas de señasrealizado por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) y ya trabajan para tener las cartas de la cafetería en el sistema braille, para las personas con discapacidad visual. Mientras que los sábados por la mañana hay un taller de lengua de señas mexicanas dirigido a personas de todas las edades.

Trotamundos, viaja en los libros

Libros de idiomas, literatura, poesía para niños y diccionarios forman parte de la selección de obras que tienen en la cafebrería Trotamundos, cuyo concepto es: lo internacional.

Todas las personas que trabajan en Trotamundos son bilingües, por lo que es un espacio atractivo para extranjeros, “hemos tenido personas de Australia, Inglaterra, Estados Unidos y Canadá”, aseveró lapromotora de la lectura Tania Castro Cambron, quien fundó el espacio junto a Héctor Cadena en agosto de 2016.

Castro aseveró que todas las personas, de cualquier país, pueden ir a la cafebrería y van a encontrar algo interesante para ellos, ya que hay literatura en varios idiomas, principalmente inglés, francés y alemán.

Además del espacio para leer, Trotamundos tiene clubs de conversación en inglés y francés, así como clases de francés y de alemán para  principiantes ytalleres de escritura creativa; de cuento, todos los viernes; de poesía contemporánea y creación de personajes con trastorno de personalidadel sábado;así como creación de historias con personajes épicos, los domingos, donde el relato obedece a las indicaciones e un sado.

A fines de marzo comenzó un taller de cuentos en ‘stop motion’, donde los niños participantes escriben su cuento y luego lo graban con la técnica de animación.Mientras que en abril realizarán una presentación de un disco de cuentos infantiles realizado por la Sociedad de Escritores Michoacanos (Semich) de la que Castro forma parte en el área de fomento a la lectura. En mayo realizarán una actividad de fomento a la lectura en preadolescentes, con un taller enfocado a las versiones reales de los cuentos clásicos.

En unos días, esta cafebrería tendrá una reapertura, debido a que ampliará su espacio, “nos enfocamos en el préstamos de libros, vendemos los libros que tenemos dobles o cuando los escritores nos dejan, pero creemos más bien en la literatura compartida, aquí puedes abrir un libro y encontrar tres separadores, mantenemos los libros aquí y los compartimos”. Esta cafebrería abrió en agosto del 2016.

 

 

 

DIRECTORIO

EL TRASPATIO

Dirección: Aquiles Serdán #744, Centro

Abre: de lunes a sábado de 11:00 a 22:00 horas

Ofrece: lectura y venta de libros de editoriales independientes, carta de café, comida y vino

En Facebook: El traspatio cafebrería

 

GATO SORDO

Sánchez de Tagle #450, Centro

Lunes y de miércoles a sábado de 10:30 a 20:30 horas; domingo de 16:00 a 20:00 horas; cierra los martes

Ofrece: barra de café y postres, libros

En Facebook: GatoSordo

 

TROTAMUNDOS

Dirección; Vicente Santa María #258, Centro

Abre: de lunes a viernes de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00 horas

Ofrecer: café de olla, brownies, libros de idiomas y juegos

En Facebook: Trotamundos Sala de Lectura

 

Comparte la nota

Publica un comentario