IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 27 de abril de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.80

19.24

Foto: Agencias. La promoción a meses sin intereses sólo funciona como su nombre lo indica, cuando eres cumplido con los pagos.

Compras a meses ¿sin intereses?

19 de diciembre, 2016

Redacción web/La Voz de Michoacán

Heidi Sánchez / La Voz de Michoacán.
Morelia, Michoacán.- Comprar a meses sin intereses puede resultar una buena oportunidad para hacerse de bienes duraderos cuando no se tiene el capital suficiente para pagarlo de un ‘jalón’, pero si no eres ordenado con tus finanzas y no pagas las mensualidades puntualmente, esta promoción se diluirá y terminarás pagando los intereses correspondientes que te cobra tu tarjeta de crédito.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros (Condusef) la promoción a meses sin intereses sólo funciona como su nombre lo indica, cuando eres cumplido con los pagos.

Las promociones a 6, 12, 24 y hasta 36 meses sin intereses son tentadoras pero esta opción de compra tiene sus beneficios sólo cuando se utiliza de manera adecuada, por lo que el problema está en los excesos, es decir, cuando haces varias compras a la vez bajo esta modalidad y al final no puedes cubrir las mensualidades, por lo que tus deudas se pueden convertir en una bola de nieve si no las sabes manejar.

Quizá los pagos al momento de la compra se te hagan pequeños, pero la suma de pequeñas parcialidades puede dar como resultado una muy grande a la hora de pagar. Si derivado de esto, te atrasas en los pagos, acabarás pagando intereses y endeudándote a un plazo mayor que el del esquema original. No adquieras problemas, mejor sigue estas siete recomendaciones que harán de tus compras a meses un verdadero beneficio.

De acuerdo con la Revista Proteja su Dinero de Condusef, primero se debe razonar la compra: antes de adquirir un producto pregúntate si en realidad lo necesitas o sólo lo adquieres porque está en promoción. Muchas personas asisten a las ventas nocturnas sin ninguna idea clara de lo que comprarán, tú sé un consumidor inteligente que razona cada compra ¡tu bolsillo te lo agradecerá! Piensa que cada vez que realizas una compra a crédito estás comprometiendo tus ingresos futuros, pregúntate ¿valdrá la pena? Cerciórate de que podrás cubrir las mensualidades sin riesgo de incumplir, para ello calcula tu capacidad de pago: a la suma de tus ingresos mensuales réstales tus gastos, así sabrás cuánto dinero tienes disponible.

Considera tus gastos de manutención, un porcentaje de ahorro y otros adeudos que tengas en tu tarjeta de crédito u otros compromisos financieros como créditos hipotecarios, créditos automotrices, préstamos personales, etcétera. Divide el importe de la compra entre el número de pagos a los que te estás comprometiendo y proyéctalo en tu presupuesto. Si ya has comprado un par de artículos bajo este esquema, antes de adquirir uno nuevo, toma en cuenta que el cargo de lo que compres se sumará al de otros productos que hayas adquirido.

Para más información consulte la edición impresa de este 19 de diciembre

Comparte la nota

Publica un comentario