IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 25 de junio de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.6

18.4

Foto: Agencias. En México, el precio de los bienes y productos ha subido cada vez más.

Cuida tu bolsillo de la inflación

17 de abril, 2017

El Universal/La Voz de Michoacán

Ciudad de México.- Si te preguntas por qué el mismo dinero te alcanza para menos, la respuesta la encuentras en el nivel de inflación. Y es que esta variable (que mide el alza de los bienes y servicios), durante estos meses, no ha hecho más que subir. Para marzo, la inflación llegó a 5.35%, nivel más alto desde julio de 2009. Lo peor es que los pronósticos para 2017 no son para nada alentadores. Los especialistas pronostican que terminará en niveles de 5.60% o 6%, cuando el límite permisible del objetivo fijado por el Banco de México -la institución que se encarga entre otras cosas, de controlar esta variable- es de 4%. Pero, ¿qué es exactamente? Banxico la define así: “Es el aumento sostenido y generalizado de los precios de los bienes y servicios de una economía a lo largo del tiempo”. Si el aumento es de un solo bien o si los precios aumentan una sola vez, no se le considera inflación. En México, el precio de los bienes y productos ha subido cada vez más. Pero, ¿por qué subió este índice? Fundamentalmente, por el aumento en el precio de los combustibles y la depreciación del peso frente al dólar. Al costar más cara la gasolina, por ejemplo, la transportación de productos subió de precio y éste se trasladó al consumidor final.

En el caso de las empresas que compran insumos en dólares, el que el peso valiera menos frente al dólar hizo que estos insumos salieran más caros y este costo tuviera que ser trasladado frente al consumidor final, o sea, hacia nosotros. “Se hace un efecto dominó que hace que suban los precios”, explica Oliver Ambía López, profesor investigador de la escuela de negocios del Tec de Monterrey. Por desgracia, los más perjudicados son los mexicanos de más bajos recursos, ya que para ellos unos pesos más o menos se convierten en la diferencia de comer más o menos o de plano no comer. Esto aunado al salario mínimo tan precario —el cual no alcanza ni para comer para quien lo gana— que existe en el país, hace que la situación se vuelva cada vez más precaria.

La realidad es que a todos nos va a alcanzar para menos. No hay manera de que los mismos pesos nos alcancen para los mismos productos y bienes. Pero, ¿qué podemos hacer nosotros para enfrentarlo? Hay maneras en las que esta situación puede pegarnos menos, eso sí, siempre con la idea de que habrá que intercambiar o renunciar a ciertas cosas. Hay que tomar en cuenta que cada persona tiene un nivel de inflación propio. Este 4.86% es en sí, sólo una referencia, porque la realidad es que no todos compramos esos productos ni consumimos esos bienes que se utilizan para medir el Índice Nacional de Precios al Consumidor medido por INEGI.

“Para racionalizar muy bien nuestro consumo, es importante ver cuál es la inflación personal o familiar, porque la que publica el INEGI es un promedio ponderado, pero no quiere decir que tú tengas ese nivel de inflación, eso depende mucho de tu nivel de consumo y tu nivel de ingreso”, asegura Oliver Ambía López, profesor investigador de la escuela de negocios del Tec de Monterrey.

Para mas información checa nuestra edición impresa del 17 de abril del 2017.

Comparte la nota

Publica un comentario