IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 22 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Foto: Internet. Aval, ‘trampa por amistad’.

Aval, ‘trampa por amistad’

24 de agosto, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Es común que cuando alguien va a solicitar algún crédito, salvo el hipotecario, le pidan como requisito contar con un aval para de este modo, garantizar que si el contratante no cumple con lo acordado, haya una segunda persona que cubra el monto; así que, con el afán de cumplir con este punto, el interesado se da a la tarea de buscarlo.

De este modo, es común que le pida el favor al vecino, algún familiar o amigo, y en muchas de las ocasiones, éstos aceptan si saber los riesgos que implica serlo. Por ello, Andrea Fernanda Guízar, abogada corporativa de la firma Ruíz Consultores comenta que es importante señalar los riesgos que implica ser un avalista.

Pero ¿qué es un aval?, a decir de Guízar, es alguien que se compromete a responder por el compromiso que adquiere la persona que contrata un crédito (deudor) en caso de que ésta incumpla con el pago del mismo…“en otras palabras es aquella persona que se responsabiliza de pagar una deuda en caso de incumplimiento del contratista”, comenta.

De esta forma, comparte que el aceptar ser aval significa que está de acuerdo en ser deudor también del compromiso adquirido por una persona ajena… “así que ser aval siempre implica un riesgo, porque significa comprometer tu propio patrimonio, incluso el familiar a una deuda que ni siquiera es tuya, ya que originalmente no la contrajiste”.

Por ello, asegura que el riesgo es latente… “siempre hay ese compromiso de responder por el deudor en caso de que éste se haga de la vista gorda o no cumpla con sus compromisos por falta de empleo o liquidez”.

Piénsalo dos veces Según la conocedora del tema, antes de ser aval, es importante que identifiques bien a la persona que vas a avalar, es decir, qué tan responsable o formal es en su palabra, si cumple lo que promete o que historial crediticio tiene; esto, independientemente de los compromisos de amistad o los lazos familiares que tengas con ella.

“Puedes no tener el menor inconveniente si conoces perfectamente a la persona que te pide el favor y sabes que no te ocasionará problemas, pero aun así antes de acceder toma en cuenta que siempre existe un riesgo al aceptar dicho compromiso, pues estás comprometiendo tu patrimonio así que pon atención si la persona en cuestión es comprometida y con estabilidad económica pues así evitaras un conflicto a futuro”, abunda.

Lo anterior, añade que conlleva el segundo punto que hay que analizar porque es importante saber que tan solvente es el que pide el favor, que tanta capacidad económica tiene para hacer frente al compromiso que va a adquirir así como informarse bien y entender el alcance que implica el contrato.

En este último punto, indica que es muy importante revisarlo “porque muchas veces solamente nos dicen firmen ahí, pero no conocemos los plazos, términos, omisiones y obligaciones del documento o de lo que nos estamos comprometiendo por lo que puede haber consecuencias muy lamentables”, dice.

Además de lo antes señalado, la abogada resalta que es importante que el aval sepa que cuando el acreedor demanda el pago de la deuda a éste, incluso podría pasar a los herederos. “Si el deudor solidario o avalista muere, sus herederos quedarán obligados a responder por su deuda en proporción a su herencia”, explica la experta, que además aportó pueden ser embargados en caso de no tener solvencia efectiva para cumplir con esta obligación.

Ahora bien, dijo que cuando se trata de créditos bancarios, el aval tendrá un registro negativo en Buró de Crédito, de forma que cuando el deudor original incumple, también puede verse afectado el historial crediticio del obligado solidario. Independientemente de lo anterior, la experta en la materia establece que siempre habrá un riesgo al ser aval por lo que es importante que lo pienses dos veces.

“Ahora que si la relación que tienes con la persona que te pide el favor es reciente y conoces poco sobre la forma de ser y estilo de vida, ni siquiera lo pienses ya que luego pueden demostrar ser sujetos responsables pero eso no es suficiente así que no comprometas tus bienes por alguien que probablemente te meta en problemas”, aconseja la experta.

Para más información no te pierdas la edición impresa del día de hoy en La Voz de Michoacán.

Comparte la nota

Publica un comentario