IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 20 de julio de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

16.35

17.85

Foto: Erik Sánchez. Si bien hay varias instituciones de este tipo con buena fama, existen otras tantas que representan un peligro para la sociedad.

Casas de empeño, peligro para las finanzas

26 de junio, 2017

Redacción web/La Voz de Michoacán

Astrid Herrera/La Voz de Michoacán

Morelia, Michoacán. A pesar de que las casas de empeño están consideradas como sociedades financieras, éstas no están reguladas comparado con los bancos y recientemente las cajas populares o sociedades cooperativas de ahorro y préstamo popular.

En ese sentido, el economista Miguel Ángel Ayala considera que existe un pendiente importante por atender de parte de la autoridad para reforzar la regulación, pero sobre todo para que alerte a los usuarios que utilizan este tipo de negocios sobre cómo elegirlos para que no vean dañados sus bolsillos ni su patrimonio.

Y es que justifica que si bien hay varias instituciones de este tipo con buena fama existen otras tantas que representan un peligro para la sociedad porque no sólo prestan con tasas elevadísimas que impiden recuperar sus pertenencias sino que también suelen desaparecer de la nada.

En el país hay 6 mil 590 casas de empeño que cobran una tasa de interés prendaria de 14% en promedio al mes (168% anual), mientras que la bancaria está en 6.9%, según la Asociación Mexicana de Servicios Prendarios (Amespre).

Es por ello que las tasas de interés de las casas de empeño en México que nadie regula se han convertido en un imán para la apertura de este tipo de negocio.

Por ello, Ayala Barajas aconseja a las personas que están considerando empeñar a que, en primera instancia, revisen sus finanzas personales “es decir, ver sus capacidades de ingresos y su gasto en el sentido de que acudir a empeñar sea la última opción”, dice.

En segundo lugar, pide buscar fuentes alternas de crédito, y si no tienen otra opción y acuden a este tipo de lugares revisen el historial de las casas y los antecedentes que tenga… “como por ejemplo El Nacional Monte de Piedad y Fundación Dónde que tienen años operando, que son instituciones sin fines de lucro y por tanto cobran tasas de 4% y cuentan ya con un mercado y una función socia y son más estables contrario a los pequeños negocios que tienen de entrada activos muy limitados”.

Así que insiste hay que buscar el historial de este tipo de empresas…“y que no sea simplemente por la recomendación de un vecino o familiar sino tener la certeza de que es una casa de empeño bien reconocida”, resalta.

La tercera recomendación señala es que si hacen un empeño no se olviden de pagar los refrendos (intereses) en tiempo y forma con la empresa para no perder las prendas… “así que hay que planear y contemplar ese gasto y también el costo del desempeño”, refiere.

A decir del presidente del Colegio de Economistas del Estado de Michoacán (CEEM), la diferencia de las casas de empeño con los bancos y las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo es que la Comisión Nacional Bancaria de Valores, que depende de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), les pide contantemente reportes, información general y que mantengan montos mínimos de recursos para que tengan solvencia financiera.

Lea la investigación especial en la edición impresa del 26 de junio de 2017…

Comparte la nota

Publica un comentario